Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Soraya Arnelas / EP

Soraya Arnelas muestra la primera ecografía de su pequeña Olivia

La cantante desveló hace unas semanas el embarazo de su segunda hija y ya muestra fotos de su incipiente barriga

2 min

Soraya Arnelas está pletórica. La cantante ha compartido en sus redes sociales la evolución de su segundo embarazo. Hace unas semanas anunciaba que su hija Manuela iba a tener una hermanita. Ahora, en su semana 22 de embarazo, Soraya ha presumido de la primera ecografía de su pequeña Olivia.

La valenciana ha presentado a su hija en las redes sociales saludándola: “Hola OLIVIA”, escribía con un emoticono de una mano moviéndose. “Manuela nunca se dejó ver en las ecografías durante su embarazo, parece que Olivia sí”, comparaba Soraya entre sus dos hijas. Muy ilusionada, no ha compartido una, sino tres fotografías en las que se ve al bebé en diferentes ángulos.

Publicación de Soraya Arnelas en Instagram / @soraya82
Publicación de Soraya Arnelas en Instagram / @soraya82

Orgullosa de su embarazo

La cantante solo se encuentra en el primer trimestre del embarazo, pero ya tiene ganas de encontrarse con su pequeña: “Que ilusión poder empezar a verle, la naricita, las manitas”. Compañeros de profesión y amigos la han felicitado y han mostrado la emoción que tienen por encontrarse con Olivia.

Publicación de Soraya Arnelas en Instagram / @soraya82
Publicación de Soraya Arnelas en Instagram / @soraya82

Las ecografías de su segunda hija no han sido las únicas fotografías que Soraya ha compartido de su embarazo. Hace unos días, la valenciana compartía otra publicación en la que se le veía de perfil en bikini luciendo tripita de embarazada. “No hay quien me saque del agua”, escribía la cantante.

Publicación de Soraya Arnelas en Instagram / @soraya82
Publicación de Soraya Arnelas en Instagram / @soraya82

Su hija Manuela

Por lo que respecta a su hija mayor, esta misma tarde se ha dejado ver en las historias de Soraya. Jugando con sus juguetes, a la mamá se le caía la baba: “Me quedo dormida solo de verla”, escribía con caras de corazones. Acostumbrada a verla más nerviosa, Manuela estaba jugando tranquilamente. ¿Será igual cuando nazca su hermanita?