Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de Soraya Arnelas con la sudadera Chochete /INSTAGRAM

Chochete, la nueva marca de ropa de Soraya Arnelas

El nombre comercial que la cantante y su marido han escogido para su nueva colección de sudaderas ha incendiado las redes

3 min

Arden las redes. La cantante Soraya Arnelas ha lanzado una nueva línea de ropa llamada Chochete by Manuela de Gracia. Se trata de una colección de sudaderas para adultos y niños en diferentes tonalidades. Según ha relatado ella misma, el nombre de la firma nace de la forma de saludar que tenía su hija –Manuela-- cuando era pequeña. “Para nosotros siempre ha sido una palabra muy especial, cariñosa, divertida” añadía la extriunfita

Las redes estallan contra Soraya

Y es que tanto Soraya como su marido, el modelo Miguel Ángel Herrera, son los principales responsables de esta andadura empresarial que ha indignado a las redes. Un hecho por el que se han convertido en tendencia en cuestión de horas.

“Humilde opinión, llamar chochete a una niña de 3 años es sencillamente vomitivo, más aún crear una marca y formar comunidad: ya somos 22K chochetes. Y algunas imágenes nos parecen, como poco, inadecuadas. Quizás estemos hiper concienciados en los abusos a menores…”, “No tengo palabras para esta asquerosidad que están cometiendo unos padres contra su hija” es tan solo una muestra de la indignación que ha despertado en las redes el nombre de la marca.

Explotación familiar

Sin embargo, este no es el único proyecto comercial que la pareja ha registrado bajo el nombre de su hija. Coincidiendo con el lanzamiento de Chochete, también aparecía Checha. Una colección de dibujos infantiles para estampados que tanto sirve para decorar accesorios escolares como mascarillas.

Sea como fuere, no cabe duda que la campaña de marketing que gira alrededor Chochete está dando mucho de qué hablar. Tan solo en su cuenta de Instagram ya acumula más de 10 mil seguidores, mientras que la cuenta de la pequeña Manuela, a sus tres años, posee más de 25 mil seguidores. Todo ello fruto de la explotación de marca que están haciendo sus padres.