Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El escritor Fernando Sánchez Dragó / EP

Sánchez Dragó alardea de vida sexual a sus 84 años: "Mi novia tiene 18, 20 o 22 orgasmos"

El escritor asegura que hace el amor hasta cinco veces por semana, durante varias horas y "con plena satisfacción por ambas partes"

3 min

El escritor Fernando Sánchez Dragó confiesa que, a sus 84 años, practica el amor con su actual novia hasta cinco veces a la semana, y durante varias horas. Pero no solo eso, dado que también alardea de provocarle entre "18, 20 o 22 orgasmos en una sesión de sexo".

Pese a no querer revelar la identidad de su pareja, el que fuera presentador del mítico programa literario Negro sobre blanco asegura que no se está marcando un farol, y que ella podría confirmarlo. Y es que, a pesar de su veteranía, asegura que su mejor sexo ha tenido lugar estos últimos "siete u ocho años".

El mejor sexo de su vida

"Mi actual novia no lo oculta", asegura Sánchez Dragó en el podcast de Alex Fidalgo, Lo que tú digas, en una entrevista en la que señala que “conoceréis al Dragó persona, no personaje”. Según el escritor, vive una gran etapa de amor y lujuria pese a su edad, aunque ese ritmo se ha visto cortado por el confinamiento.

"Hasta hace dos meses, hacia el amor tres, cuatro, cinco veces a la semana, durante varias horas y con plena satisfacción por ambas partes", confiesa el autor del semanario digital La Retaguardia. "El sexo siempre ha sido gozoso”, aunque ha habido “momentos mejores y peores”. Pero sin duda, los mejores años del escritor han sido estos últimos.

Pocas cosas por descubrir

"Con mi novia actual llego a tener 18, 20 o 22 orgasmos en una sesión de sexo. Yo he hecho un poco de todo, con la edad que tengo, 84 años, imagínate... me ha dado tiempo a hacer de todo", admite Dragó, aunque también "hay algunas cosas que no he hecho", como la famosa "lluvia dorada".

"No la he practicado nunca, ni me ha atraído nunca especialmente”, señala el escritor. Eso sí, cortarse no va con él: "Jugueteos de sadismo, de masoquismo... siempre prudentes, siempre respetuosos, con sentido común y con ciertos límites, por supuesto que los he practicado”.