Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Isabel Pantoja /TELECINCO

Salen a la luz los audios más comprometedores de Isabel Pantoja

‘Sálvame’ ha emitido la grabación de una conversación de más de 28 minutos de la cantante con una persona de su más estricta confianza

3 min

El bombazo de Sálvame no ha dejado a nadie indiferente. El programa de las tardes vuelve a poner en apuros al clan Pantoja al ofrecer en exclusiva unos audios inéditos, que fueron grabados en 1993.

Se trata de una conversación entre Isabel Pantoja y una persona de su máxima confianza, donde la tonadillera se sincera durante 28 minutos como nunca antes y confiesa sus más profundos sentimientos y pensamientos. Un documento sonoro en el que la cantante no se corta ni un pelo y que tienen muy preocupados a la familia.

Harta de Encara Sánchez

De hecho, horas antes de que salieran a la luz la propia Isa Pantoja confesaba estar nerviosa por saber lo que contenían las grabaciones: “Me preocupa que salgan a la luz porque seguro que son cosas fuertes”, ha admitido la joven estudiante de leyes en El programa de Ana Rosa. Y es que en dichos audios, la hispalense habla alto y claro: dice todo lo que piensa y lo que siente sobre la que por aquel entonces era su más íntima amiga, la locutora de radio Encarna Sánchez.  

Harta de permanecer callada y de que no se respete su opinión, la artista reconoce que se ha cansado de aguantar a su amiga y el mal carácter de ella. Asimismo, a lo largo de la conversación, llega a repetir en reiteradas ocasiones que lleva seis días sin hablar con su hijo porque la periodista se lo decía. Un período de tiempo que en comparación con ahora no sería nada, pero que por aquel entonces se le hizo una eternidad.

Isabel Pantoja y Encarna Sánchez /EP
Isabel Pantoja y Encarna Sánchez /EP

El control de Encarna sobre Isabel

“Isabel hacía todo lo que le decía porque ella era la profesional en los medios y tenía mucho poder”, ha corroborado Lydia Lozano. Una información de la que también era conocedor Kiko Matamoros, quien ha añadido que Sánchez llegó incluso a controlar la dieta de la cantante de tonadillas.  

Por si fuera poco, todo parece apuntar que a Encarna no solamente le molestaba la figura de Kiko Rivera, el primogénito de su amiga. La cosa también iba contra doña Aña. Según Chelo García Cortes, la presencia de la madre de la cantante le molestaba mucho. ¿Cómo te quedas?