Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rosa López

Rosa López, sobre 'OT': "Se acuerdan de nosotros para crear audiencia un día, no el resto del año"

La cantante celebra los 20 años de 'Operación Triunfo' y presenta sus nuevos proyectos profesionales

14 min

Rosa López ha dedicado su vida entera a la música. Desde pequeña tuvo claro que quería cantar y que iba a luchar por su sueño hasta el final. Aunque no lo ha tenido fácil, su esfuerzo y dedicación la han mantenido como uno de los rostros más conocidos de este país. 

La artista impulsó su carrera tras convertirse en la ganadora de la primera edición de Operación TriunfoUn programa que marcó un antes y un después, en el que los concursantes se ganaron el cariño de todos y se colaron en las casas de los españoles.

Larga trayectoria

No obstante, a pesar de revolucionar la industria musical, OT terminó y los concursantes tuvieron que trabajar duro para poder mantenerse en el foco. El apodo de triunfito entonces no estaba del todo bien visto y se enfrentaron a la peor cara del mundo profesional.

La voz de Rosa y su forma de ser cautivó a todos de tal manera que ya acumula ocho discos y una larga trayectoria profesional en la música y en la televisión. Tal y como explica para Crónica Directo, sus proyectos siguen y, tras el lanzamiento de su último sencillo Hablemos de amor, la cantante ya prepara el siguiente, Si no te vuelvo a ver.

--¿En qué está trabajando?

--Vamos a presentar el siguiente single que saldrá a finales de noviembre, Si no te vuelvo a ver. Es una composición de Conchita que trata una historia de amor de alguien que no puede estar sin esa persona. En el videoclip y en la canción ocurren muchas cosas y estoy deseando que la gente se la ponga en el coche para que la escuche a tope. No es como Hablemos de amor, que tiene sonidos urbanos. Es una canción igual de fresca, pero con otro sonido completamente diferente.

--El último single que conocemos suyo es Hablemos de amor. ¿Cómo nace?

--Nace antes de la pandemia y yo recién salida de la discográfica. Me daba un poco de respeto el empezar como artista independiente, pero tenía muchas ganas de romper con algo, de ofrecer lo mejor de mí sabiendo que no tengo ninguna multinacional detrás. La canción da un poco el sentido al nuevo camino que emprendí. Me dirijo totalmente a la industria musical con mucho amor, pero lógicamente, me encontré sola y lo único que me quedaba era el amor de la gente, el amor propio y el amor hacia mi profesión que es la música.

--¿Por qué apostó por el sonido urbano?

--Pensando que fuera comercial porque me encontraba sola. Los productores vistieron la canción con un sonido urbano que era mucho más fuerte. Lo que pasa es que al final los miedos que tenemos los artistas por estar etiquetados ya hicieron reducir ese sonido urbano y que fuera mucho más light. Al final comprendí que es cierto que la gente te ve en un en un papel diferente y no te ve cantando reguetón.

--En los últimos días ha salido la noticia de que está en crisis.

--El titular que han sacado es horrible. Que después de una pandemia y de mil historias que hay, noticias malas que vemos, saquen titulares de este tipo, me parece tan feo. Aunque fuera verdad, no hay derecho. No es verdad porque gracias a Dios he sido una persona conservadora y cuesta mucho ganar el dinero. Pero creo que está a la orden del día de familias que lo están pasando súper mal. Mentir no es bueno. En vez de sacar las cosas buenas en esta profesión y la lucha diaria que tenemos, salen titulares absurdos y además la gente se lo cree. 

--¿En qué momento se encuentra en cuanto a conciertos?

--Tenemos abierta la contratación y los artistas estamos esperando para hacer conciertos porque al final nos dedicamos a ello. Espero que nos lleguen muchos. Me ha pasado ya unas cuantas veces que se piensan que mi precio es estratosférico, que tengo un caché muy alto. Después de 20 años y con los tiempos que corren no puedo tener un caché tan alto. Desde aquí pido trabajo, que nos contraten donde quieran llevar alegría y un espectáculo maravilloso.

--¿Cómo es Rosa López?

--Soy una persona súper trabajadora, súper disciplinada. A veces soy un poco desastrillo, por ejemplo, me cuesta mucho concentrarme y eso aún pasan 20 años y sigo sin solucionarlo. No focalizo. Lo bueno es que las canciones tienen un principio y un final, y me centran. Yo siempre estoy pensando en crear cosas, tengo ideas súper creativas, lo que pasa es que en la música soy una cobarde y no saco mis canciones. Vacío fue una composición propia y fue muy bien lo que pasa es que sí que es verdad que cuando publicas cosas tuyas la gente empieza a pensar de ti más de lo normal.

--En ‘Vacío’ se abre en canal.

--Vacío es una declaración de vida, es un himno propio que me he hecho yo misma después de soltar muchas ataduras, miedos e inseguridades del pasado. Vacío ha sido como cerrar una cosa que ya llevo aprendida desde hace años. Es un grito a la sociedad, pero a la vez un reconocimiento de que no guardas rencor, de que contienes mucho amor dentro de ti y que gracias a ese amor tú consigues ser mejor persona. A pesar de ese vacío, consigues ser mejor persona. Justo esos vacíos que la vida te hace a veces a veces son los que te hacen conseguir una mejor versión de ti.

--¿Trabajará en más reivindicaciones?

--Hay un proyecto musical que todavía no puedo contar, pero es precioso y tiene que ver con mujeres de mi edad, fuertes, que tienen muchísimo que contar. En este mundo, las mujeres con 40 años se apartan un poco y de repente cuentan menos con ellas. Si fuera hombre sería diferente porque con ellos no pasa nada. Todavía hay muchas cosas reservadas. Aunque no lo parezca, vamos mejorando, pero todavía sigue siendo así porque lo vivo en mis propias carnes. Yo no tengo hijos y no estoy casada, eso son cosas que he reservado para hacer algún día por el hecho de seguir luchando por mi profesión.

--En una entrevista con Crónica Directo, Soraya Arnelas afirmó que había perdido contratos por estar embarazada.

--Es que es muy fuerte. Todavía seguimos luchando. Lo peor es que cada vez que hablamos tenemos que apretar el culo y decirlo con boca pequeña. Eso es lo que a mí más me jode. Porque realmente somos libres, todos somos libres. Hay muchos tipos de feminismo. No lo sé si soy feminista o no, no lo sé. Yo adoro al ser humano, adoro a las personas buenas, adoro a todos los que tienen valores bonitos, adoro a la gente que lucha por el prójimo y mira el bien sin mirar a quien tanto si es mujer como hombre. Yo me quiero olvidar de etiquetas. Simplemente, al final realmente cada uno cuenta según le va a la feria. Yo tengo respeto por muchas partes, pero es verdad que, las mujeres en el mundo de la música, como es tan genérico, tenemos que hablar con la boca pequeña porque no sabemos dónde está el problema.

--En las entrevistas siempre le preguntan por su imagen o su vida amorosa. ¿Le enfada el tema?

--Me enfada perder tiempo y que no haya podido promocionar lo que me interesaba, que es mi disco y mi música. Llevo 20 años yendo a programas y yo no sé cómo me mimetizo que aprovechan que estás ahí para hablar de todo menos de tu canción. En el mundo donde estamos se aprovechan de la bondad de querer ayudar.

--¿Cómo lo vive?

--Tienes que atravesar tempestades que ni te tocan, ni te vienen ni te van. Muchas veces no entiendes qué ocurre. Y ya no digo por mí, sino por las personas que te apoyan, que gastan su tiempo, su dinero, y que te quieren ver ahí arriba. Más que un sueño, a veces llega a ser un reto. Yo no puedo estar continuamente respondiendo cosas que, además, son las mismas siempre. ¿Llegará un día que en España me hagan una pregunta bonita? Los hay, pero pocas veces. Y la sensación que me da es que siempre lo tengo que pagar con creces. Uno de los motivos por los que salí de la discográfica fue verme como celebrity, y no como artista. Pero claro, tengo 40 años. Tengo que luchar por ese sueño de querer ayudar a la gente.

--¿Cómo va a celebrar el 20 aniversario de ‘Operación Triunfo’?

--Lo celebro cada día que pasa. Aquello ocurrió hace 20 años y para los que lo vivimos parece que fue ayer. Es muy bonito que nos recuerden a los 16, aunque uno de nosotros falta, pero es precioso que hagan un aniversario cada año. Pero sería aún más bonito si de esas carreras que empezaron hace 20 años y de las que se acuerdan para crear audiencia, se acuerdan también el resto de los 364 días que hay del año. Nosotros vamos a estar siempre porque de alguna manera u otra nos sentimos agradecidos al público, nos sentimos unidos a nuestra profesión desde que somos muy jovencitos, damos todo lo que tenemos de nosotros cada año que crean este aniversario. Ojalá llegue un día que lo hagan como se merece.

--¿No se hace bien?

--Intentamos hacer lo que podemos. Yo, por ejemplo, en el en el papel que tengo como ganadora de ese programa, utilizan mucho esa balsa. Como soy ganadora, no puedo faltar. Si va Rosa, van todos. Y claro, yo también tengo mi criterio. Voy a estar toda la vida para Operación Triunfo, pero sí que es verdad que me gustaría que ese cariño no se viera en una celebración anual, sino que se vea a lo largo del año con nuestros proyectos. Somos historia de este país, pero yo, personalmente, sigo pensando que somos florecillas que salimos de un mismo jardín que a cualquier persona le puede tocar. Ese es el mensaje más bonito que queremos llevar. Pero de ahí a extrapolarlo a negocio... Se puede hacer, pero si se hace benéfico, por ejemplo, mejor. A nosotros no nos va a importar juntarnos, pero que hagan negocio, tampoco, porque para eso lo hacemos nosotros solos. No lo digo por despecho de nada, sino simplemente que, como lo viví en primera persona, si realmente quieren realzar nuestras carreras, deberían de hacerlo a lo largo de todo el año y no usarlo para audiencia. Y si se usa, que es maravilloso, que sea para algo bueno. Esta es mi perspectiva, porque yo lo que quiero es ayudar.