Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rocío Carrasco en 'En el nombre de Rocío' / MEDIASET

Rocío Carrasco destapa el feo que le hizo Raquel Mosquera antes de morir su padre

En el capítulo cuatro de 'En el nombre de Rocío', la protagonista cuenta cómo se enteró de la muerte de Pedro Carrasco y todo lo que pasó en su entierro

3 min

Nueva entrega de En el nombre de Rocío, nuevos protagonistas. En este caso, Rocío Carrasco señala directamente a Raquel Mosquera para hablar de cómo vivió la muerte de su padre, Pedro Carrasco. Cuando le preguntan si se han dicho mentiras en el nombre del boxeador, Rociíto es clara: "Sí, por parte de su viuda".

La hija de Rocío Jurado ha relatado cómo vivió la muerte de su padre: "Estaba en un centro comercial con la madre de Fidel y él la llamó para que volviésemos a casa. Cuando llegué, Fidel estaba en el pasillo y me dijo que a mi padre le había dado un infarto. Yo le dije que al día siguiente íbamos a verle a Madrid, pero él negó con la cabeza y me explicó que había fallecido". 

No se despidió de él

Sin embargo, no llegó a tiempo de despedirse del boxeador porque Raquel Mosquera no se lo permitió: "Fidel le pidió a alguien de la familia de Raquel Mosquera que no se lo llevaran de la casa hasta que llegara yo porque quería despedirme de él allí, pero tampoco me dieron esa oportunidad", ha comentado con lágrimas en los ojos.

Así las cosas, ni ella ni nadie se enteraron de primera mano que Pedro Carrasco había fallecido. De hecho, su cuñada y hermano, Maribel Hidalgo y Antonio Carrasco se enteraron por la televisión. Al sentirse tan desplazada, Rocío confiesa que no fue a la casa del Paseo de La Habana para recoger cosas de su padre: "No fui a esa casa después de su muerte".

Desmiente a Mosquera

El dolor era tan grande que, según cuenta, no puede recordar con nitidez qué pasó en las horas posteriores. Lo que sí tiene claro es que no llamó a Raquel Mosquera al día siguiente para preguntarle por las pertenencias de su padre: "No la llamé ni ese día ni tampoco otro". En la misma línea, ha destapado el gran feo que le hizo la peluquera en la tumba de Carrasco.

"La inscripción de su tumba la pone ella sin decirme absolutamente nada y sin tener el más mínimo respeto por los que están dentro de esa lápida. Ahí también están enterrados mis abuelos". Es por ello que Rocío Carrasco ha tomado una firme determinación: "Me duele tanto esa inscripción que la voy a cambiar y lo voy a hacer con el consentimiento de mis tíos, sobrinos y familia. Esa sí es su familia".