Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rocío Carrasco para 'En el nombre de Rocío' / MEDIASET

Rocío Carrasco desmonta a Raquel Mosquera: "Sabe lo que bebió mi padre, ella se lo sirvió"

La hija de 'La más grande' responde con contundencia a la peluquera tras sus fuertes acusaciones sobre la relación con el boxeador

4 min

El último encuentro entre Rocío Carrasco y su padre Pedro antes de que este falleciese ha sido el centro de la polémica con versiones totalmente dispares durante muchos años. Ahora, en el nuevo episodio de En el nombre de Rocío, la hija de La más grande se ha sincerado y ha desvelado la discusión que tuvo con su padre en el año 2000, cuando Rociíto y Fidel Albiac tienen un accidente de coche que les lleva al hospital.

Y es que al parecer el boxeador no trató bien a su marido: “Dejo de hablarle a mi padre por esa actitud que tiene y yo tomo la decisión de que necesito un tiempo y dejo de hablarle durante un año”, ha explicado ahora Rocío Carrasco. No obstante, poco después, y antes de que Pedro falleciera, pudieron solucionar sus problemas.

Encuentro

"Me llamó a casa, que tenía los regalos de los niños y quería dárselos. En un primer momento me negué, pero vino. De esa conversación hablamos lo que tuvimos que hablar y salió sabiendo lo que tenía que saber y del resto que se ha dicho es mentira”, ha comentado la protagonista de la docuserie más mediática de la televisión.

Rocío también ha explicado que su padre pidió disculpas a Fidel en esa conversación “por si había actuado de mala fe con él”. Raquel Moquera siempre ha contado una versión distinta sobre este tema y llegó a decir que Pedro se fue de casa diciendo "a esta hija de p... no la vuelvo a ver". “Cuando me imita, cualquier persona que me conozca, un poquito, sabe que yo jamás me hubiese referido a mi padre de esa forma”, apunta Rociíto en referencia a la pareja de su padre.

Declaraciones

“La persona que conociera a mi padre, sabría que era incapaz de referirse a mí de esa manera. Por lo demás, lo que cuenta, es mentira. Aquella conversación se necesitaba tener, yo no quería, pero le hice caso a Fidel. Fue la mejor conversación que tuve con mi padre, fue sanadora y, si no hubiese ocurrido, yo, hoy por hoy, no me lo podría perdonar", ha apuntado la hija de la cantante.

Y es que, aunque Carrasco es consciente del complicado momento psicológico que atravesaba la peluquera cuando dijo esas palabras, no justifica sus declaraciones: "Hay que se muy ruin y zafio para usar esa conversación y ese momento para decir todo lo contrario y culparme a mí de la muerte de mi padre. Es de no tener moral para hacer eso”.

Bebida

Raquel Mosquera llegó a asegurar que su marido había salido haciendo eses con el coche, algo que posteriormente desmintió y alegó que esa expresión hacia referencia a la situación de nervios que estaba atravesando el deportista al salir de casa de su hija.

“Ella sabe muy bien que eso es mentira. Ella sabe muy bien lo que él bebe y que cantidad bebe, ella lo sabe, perfectamente, porque fue ella la que se encarga de servírselo”, ha zanjado ahora Rocío Carrasco.