Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ramó y Alegría en las instalaciones de Crónica Global / LENA PRIETO (CD)

Ramó y Alegría: "A diferencia del teatro, cuando sale un show de magia solo nos enteramos los magos"

Los catalanes se han clasificado para el Concurso Mundial de Magia en Canadá, pero como el premio no tiene dotación económica alguna, han creado un crowfunding para poder desplazarse hasta allí

15 min

Dos polos opuestos. El día y la noche. Así son Ramó y Alegría, dos magos catalanes que se han clasificado para competir en el Concurso Mundial de Magia que se celebrará la última semana de julio en Quebec, Canadá. Y harán magia, sí, pero también harán reír a los espectadores con su peculiar estilo. 

Mientras que Ramó empezó desde bien joven en el ámbito de la magia, Alegría ha sido siempre monitora. Sin embargo, desde que se conocieron han creado un dúo tan cómico y tan mágico que su espectáculo Instamorfosis ha ganado numerosos premios a la Invención y también el Nacional y el Europeo de Magia, cosa que les ha permitido llegar hasta la gran final.

"Magia cómica con un puntazo feminista"

No obstante, hay un problema. Ninguno de los galardones anteriores tiene dotación económica alguna, por lo que se han visto obligados a crear un crowfunding para recaudar el dinero necesario para desplazar su material hasta la otra punta del charco. Un verkami con el que pretenden conseguir 4.000 euros y con el que, a cambio, ofrecen entradas a su espectáculo y multitud de regalos más. 

Ramó y Alegría. El día y la noche. La combinación perfecta. Ambos definen su espectáculo como "magia cómica con un puntazo feminista bastante heavy" y, en una divertida conversación con Crónica Directo, reflexionan sobre lo que supone vivir del mundo de la magia. 

--Pregunta: ¿Cómo surgió este dúo mágico?

--Respuesta Ramó: Yo llevaba unos años dedicándome a la magia y llegó un momento en el que pensé que necesitaba a alguien que me ayudase en mis shows y apareció Alegría. Nos conocimos en una sociedad de ilusionismo en Sant Feliu de Llobregat, hubo muy buen feeling y nos hicimos muy amigos. Un día le pregunté: "¿Te quieres meter en una caja y que te pinche cosas?".

--Respuesta Alegría: [risas] Sí, sí, fue así tal cual. Me dijo: "Necesito una parteneur para una gran ilusión, ¿te apuntas?". Y dije: "Pues claro". 

--Ramó: Y se mascó la tragedia. Como nos divierte mucho hacer magia, hemos generado dos personajes que cuadran mucho. Además, en nuestro espectáculo contamos otras cosas más allá de la magia.

--Sí, hacemos un poquito de crítica

--¿En qué consiste exactamente su show Instamorfosis?

--Ramó: Los magos suelen hacer magia solo para magos, pero nuestro número funciona bien porque para los magos es interesante, ya que cogemos trucos clásicos y les damos una vuelta de tuerca, pero a la gente también le gusta mucho por la historia que contamos. 

--Alegría: En las grandes ilusiones siempre ha habido la figura de la parteneur, la ayudante del mago, que siempre se ha quedado en un segundo plano. En nuestro número, sucede todo lo contrario: la parteneur pasa a tener gran parte del protagonismo porque se revela. A la gente le entretiene y le engancha mucho la guerra interna que tenemos.

--Ramó: A mi personaje le da igual Alegría...

--Alegría: Y Alegría está harta de que Ramó la trate mal. La crítica que hay detrás es la de demostrar que la parteneur se puede revelar contra el mago. Siempre ha sido una mujer florero, que nunca hace nada, que siempre está por detrás, en segundo plano...

--Ramó: Que eso es lo que le gustaría a mi personaje, pero no hay forma, no se puede domesticar [risas]. 

Ramó y Alegría en las instalaciones de Crónica Global / LENA PRIETO (CD)
Ramó y Alegría en las instalaciones de Crónica Global / LENA PRIETO (CD)

--¿Creen que el público recibe estos espectáculos con los brazos abiertos o piensan que es más de lo mismo?

--Ramó: De hecho, nosotros jugamos esto último a favor, porque el número empieza siendo una cosa en la que crees que sabes lo que va a pasar pero resulta ser lo contrario. El juego es el típico en el que el mago mete a una chica en una caja y le clava cosas, pero en el nuestro, yo la meto dentro para clavarle cosas pero de repente ella, desde dentro, me las intenta clavar a mi. 

--Alegría: La idea es darle completamente un giro en la presentación y el mensaje a un juego que se ha visto miles de veces. 

--¿Consideran que los magos se esfuerzan tanto en hacer shows diferentes porque la gente tiene infravalorada la magia?

--Ramó: A mí me gusta la magia pero me aburre a partes iguales. Nosotros hacemos algo diferente porque hemos visto mucha magia y nos hemos dado cuenta de que muchas cosas son siempre lo mismo, por lo que queremos explorar otras direcciones. Lo esencial de la magia es el efecto sorpresa, y si tú vas a ver un espectáculo y no tienes ese efecto sorpresa, no tiene ningún sentido; para eso es mejor ir al teatro o al cine, que no necesita ese efecto sorpresa para emocionarte. Pero la magia sí, necesita el apoyo de que el público se sienta sorprendido y no se espere lo que va a pasar. 

--Alegría: Al final, cuando la gente ha visto mucha magia, si no hay originalidad y frescura en lo que se presenta, la sensación que queda es de que es más de lo mismo. 

--Ramó: Por ejemplo, en el truco: "Escoge una carta, las mezclo y te la adivino", la magia solo ha sido el: "Te la adivino". Si todo el resto no es atractivo, cae por su propio peso. Puedes adivinarla muy bien pero tiene que haber algo más, un contenido detrás. 

--Alegría: Y no necesariamente tiene que ser divertido. Nosotros lo hacemos así porque no sabemos hacerlo de otra forma, pero puede ser también de manera poética, profunda... y puede tener mil mensajes diferentes.

--Y gracias a esa manera diferente de hacer magia, les dieron el premio nacional y europeo de Grandes Ilusiones y dos premios de Invención. 

--Ramó: Sí, estos premios son lo más grande que te pueden dar en magia, porque es complicado llegar a crear algo nuevo y que lo valoren después. De esta manera, reconocen que nuestra magia es novedosa y creativa. 

--Alegría: Después lo presentamos en 2019 en el Concurso Nacional de Magia, que ganamos. 

--Ramó: De hecho, no nos íbamos a presentar, pero nos insistieron tanto que fue una sorpresa para el público y para nosotros quedar en primera posición. Luego nos fuimos a trabajar a Madrid, en el Teatro Circo Prise, y después a Las Vegas, al programa Penn&Teller: Fool Us. Pero justo volvimos el 15 de marzo al aeropuerto de Barcelona, vimos que estaba todo desierto y nos dijeron que estábamos en pandemia.

--Alegría: Fue como llegar a una película de zombies

Ramó y Alegría en la tienda Magicus / LENA PRIETO (CD)
Ramó y Alegría en la tienda Magicus / LENA PRIETO (CD)

--¿Les afectó mucho el confinamiento?

--Ramó: Muchísimo. Todo el trabajo que tenía que salir en aquel momento por la trayectoria que llevábamos se quedó parado. 

--Alegría: Se cancelaron tres meses en Brasil...

--Ramó: Comenzaron a posponer y después a cancelar...

--Alegría: De hecho, hemos estado prácticamente un año y medio sin trabajar de esto. Ha sido un palo muy gordo y justo en un momento tan decisivo para nosotros. 

--Pero poco a poco se están recuperando...

--Ramó: Sí, en 2021 quedamos segundos en el Concurso Europeo de Magia y eso nos dio la posibilidad de tener una plaza para ir al Mundial, que se celebra en julio en Canadá.

--Alegría: El problema es que, como hacemos grandes ilusiones y utilizamos cacharros enormes, tenemos que llevarlos hasta allí por un precio elevadísimo.

--Ramó: Nuestro material no lo llevas en una mochila y no pesa 5 kilos.

--Alegría: No, pesa 320 kilos concretamente. 

--Ramó: Más, con el vestuario pesa un poco más [risas].

--Sin embargo, el premio del Concurso no es muy llamativo...

--Alegría: No hay dotación económica. Algún concurso de magia tiene alguna, pero muy pequeñita. En los oficiales, el premio es el honor de ganar. La idea es que a este tipo de festivales acuden muchos programadores y lo que hacen es fichar a magos que, tal como actúas, vienen y te dicen: "Oye, tengo un festival en no sé donde y te quiero contratar".

--Ramó: Sí, pero nadie te asegura nada, porque yo tengo muchos amigos que han ganado premios, pero luego no les ha salido trabajo. Es una apuesta que puede salir bien o puede salir mal. 

--En otros ámbitos sí que lo recompensan económicamente. ¿Por qué sucede esto en el mundo de la magia?

--Ramó: Desde que yo entré en el mundo de la magia siempre ha sido igual, así que ya lo tenemos normalizado.

--Alegría: ¿Molaría que cambiara? Sí. ¿Tenemos las herramientas para cambiar esto? No, y ni siquiera sabemos por dónde empezar. 

--Ramó: Además, la magia tiene menos difusión que el teatro o el cine. Cuesta que toda la magia que se está haciendo salga a la luz, porque hay muchísimos magos y espectáculos en Barcelona, en España y en todos lados. Al final siempre tienen difusión los cuatro magos que son los cabeza de cartel más conocidos, pero luego hay mucha buena magia que se está haciendo que no tiene ninguna visibilidad. Y ese es el problema. 

--Alegría: Cuando se estrena una obra de teatro, sale en los medios de comunicación, pero cuando se estrena un show de magia solo nos enteramos los magos por las redes sociales, y da gracias.

Ramó y Alegría en las instalaciones de Crónica Global / LENA PRIETO (CD)
Ramó y Alegría en las instalaciones de Crónica Global / LENA PRIETO (CD)

--¿Creen que eso se debe a que la gente tiene infravalorada la magia?

-Alegría: Cuando la gente se entera de que eres maga te dicen: "Ay, ¿eres maga? ¡Hazme un truco!". Pero no funciona así.

--Ramó: Es como si yo me encontrase a un panadero y le dijese: "Ay, ¿eres panadero? ¡Hazme una barra de pan!". ¿A que no procede? Pues con nosotros tampoco. Yo ahora sí que te puedo hacer un truco, pero si vienes a vernos al teatro vas a ver un espectáculo de magia, que es a lo que nos dedicamos. 

--Alegría: La gente tiene el concepto del mago para bodas, bautizos y comuniones que hace el show divertido de turno y pueden pensar: "Para pagar e ir a un teatro a ver esto, mejor lo contrato cuando sea el cumpleaños de mi hijo". Pero en realidad hay shows de magia increíbles en los teatros en los que te lo pasas teta, igual o mejor que yendo a ver una obra de teatro. 

--Ramó: No se le da el peso que debería tener. 

--Y, para finalizar, ¿qué es para ustedes la magia?

--Ramó: Para mí la magia es un hobby que se convirtió en mi pasión y que al final se ha convertido en mi vida. Yo me despierto y pienso en magia, estoy comiendo y pienso en magia, me voy a dormir y pienso en magia, sueño con la magia y tengo a la gente de mi alrededor hasta el kiwi de la magia [risas]. Me sabe mal por el resto de la gente, pero tengo el mejor trabajo del mundo. Y lo es porque es lo que más me gusta hacer. 

--Alegría: Yo disfruto de la magia, disfruto haciéndola, viéndola, y es mi pasión. Espero poder dedicarme a ello al 100% algún día.