Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ivonne Reyes y Pepe Navarro / EP

Pepe Navarro e Ivonne Reyes se ven las caras en el juzgado tras seis años sin verse

La colaboradora le interpuso una denuncia hace unas semanas por presunto acoso y amenazas

3 min

Cara a cara entre Pepe Navarro e Ivonne Reyes. El presentador y la colaboradora de televisión han coincidido en el juzgado de Violencia sobre la Mujer. Un encuentro que desde hace más de seis años no se producía.

Ambos se encuentran allí porque Ivonne le interpuso una denuncia hace unas semanas por presunto acoso y amenazas. Han aparecido en la Ciudad de la Justicia, eso sí, por separado y acompañados de sus abogados. No obstante, es destacable su encuentro, ya que es la primera vez que están juntos en el mismo lugar y el mismo momento.

Cara a cara

Ivonne ha acudido vestida de negro, con la mascarilla puesta y el semblante muy serio. Incluso ha admitido que estaba "nerviosa", pero "contenta" por llevar su caso a la justicia. Aunque no ha querido dar declaraciones a la prensa, Pepe Navarrao sí lo ha hecho: "Aquí está el circo, es lo que le gusta a esta chica. Espero que se le quite el miedo". 

La expareja sigue enfrascada en la polémica por la paternidad del hijo de Reyes, ya que él asegura por activa y por pasiva que no es su padre. La última gran bronca que tuvieron fue hace tan solo un par de semanas en Viva la vida, cuando la venezolana relató lo que había sufrido durante su relación con el empresario. 

Acoso

"Llevo más de 20 años siendo acosada por él. Siento miedo todavía a día de hoy y mi hijo también", unas duras declaraciones que fueron interrumpidas por la llamada de su ex. "Sinvergüenza. Sabes perfectamente que el hijo no es mío. Atrévete a decir el nombre del padre. Llevas toda tu vida engañando a tu hijo. Tienes un morro que te lo pisas", dijo de lo más enfadado.

Después de ese tenso enfrentamiento, Ivonne Reyes acudió a la comisaría de policía para poner una denuncia porque sus amenazas le hicieron tener miedo y temer por su vida, como que un coche la siguiese a casa. Así las cosas, esta no era la primera vez que denunciaba a su expareja. Pero sí la primera que se encontraban cara a cara.