Menú Buscar
Paula Echevarría junto a sus amigas, Las Pencas

Paula Echevarría saca las uñas por su novio: "no te pases penca"

A sus 41 años, la actriz vive un momento muy dulce y eso se ve y se nota en cada una de sus fotos y mensajes en las redes sociales

24.12.2018 14:00 h.
3 min

Paula Echevarría está feliz en su Candás de toda la vida. La popular actriz se ha bajado de los tacones y ha dejado de lado su blog donde cada día nos sorprende con un look para disfrutar de unos días en familia y con sus amigas de toda la vida desde su niñez. Al igual que hace con el grupo de sus amigas de Madrid, Las Pencas, Paula se ha reunido con su mini pandi de su Asturias natal.

A la ex de David Bustamante con el que el otro día se encontraba, le cunden los días y ya ha estado con ellas fotografiándose en una entrañable tarde y noche y ha protagonizando un divertido posado en un trineo de Papá Noel y es que no hay nada mejor que dejar salir el espíritu de niños que nos invade y vivir la Navidad en plenitud.

A sus 41 años, la actriz vive un momento muy dulce y eso se ve y se nota en cada una de sus fotos y mensajes en las redes sociales. Además, pronto la veremos en Los Nuestros 2, la serie de Telecinco, bebe los vientos por el futbolista del Málaga Miguel Torres. 

Miguel Torres, novio de Paula Echevarría, y Ali Promesas en Instagram

Que si para unos la ciudad del amor es París y para ella es Málaga, que si abrazo por aquí, besito por allá. Lo último es dejarle muy claro, entre bromas a su querida amiga Ali Promesas, que Miguel Torres es su novio. Sí, sí... entre bromas Alicia Hernández, creadora de la firma Dolores Promesas, subía este pasado domingo una fotografía con Miguel Torres en el la taberna Bipolar en el conocido barrio de La Latina, a lo que enseguida le respondía a su amiguita que el novio era suyo: "Penca no te pases que este es mi novio".

Bien sabe Echevarría, que Miguel está más que cuidado y en buenas manos con Ali Promesas, ya que ella fue la Celestina -en el buen sentido de la palabra- que les presentó y lo mucho que le echan de menos.