Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Kiko Rivera en el 'Deluxe' / MEDIASET

Nuevo varapalo para Kiko Rivera: sus conciertos, aplazados por temas de salud

El DJ está a la espera de unas pruebas para someterse a una operación y no podrá cumplir con sus compromisos musicales en Madrid

3 min

Kiko Rivera no gana para disgustos. El hijo de Isabel Pantoja tiene la salud delicada y, si el pasado sábado tuvo una bajada de azúcar debido al desplante de su hermana Isa en el Deluxe, ahora el DJ va a tener que ser operado

El marido de Irene Rosales ha compartido en sus redes sociales el nuevo varapalo al que tiene que hacer frente. Al parecer, se ha visto obligado a aplazar el concierto que tenía el próximo 21 de mayo en Madrid. Una actuación que le tenía muy ilusionado y en la que estaba totalmente volcado pero que, finalmente, no va a tener lugar.

Se desconoce la operación

Entre suspiros y caras de preocupación, Kiko ha explicado en sus historias de Instagram el motivo de este cambio de planes: "Estoy esperando unas pruebas médicas para una operación y casualmente la cita va a ser el 21 de mayo, que coincide con mi concierto en Madrid".

Historia de Kiko Rivera en Instagram / @riverakiko
Historia de Kiko Rivera en Instagram / @riverakiko

Se desconoce el problema de salud por el que el hijo de la tonadillera tendrá que pasar por quirófano, pero no es de extrañar que tenga algo que ver con sus dolencias de la gota o de sus subidas de azúcar. "Lo siento muchísimo, llevo mucho tiempo esperando esto y la salud es lo primero", se ha lamentado el artista. 

Soluciones

Estas pruebas hacen que le resulte completamente imposible al DJ desplazarse a la capital para cumplir con sus compromisos profesionales. Es por eso que les ha ofrecido una alternativa a sus fans: "He tenido que aplazar el concierto para más adelante y a todas las personas se les devolverán inmediatamente el dinero de las entradas".

Así las cosas, para hacer frente a esta triste noticia, Kiko Rivera se ha ido a comer con su mujer Irene Rosales. Ambos han posado en una terraza de lo más sonrientes y con la frase: "Mi mujer está hermosa. Y yo tela de viejo", haciendo referencia a su delicada salud.