Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Miriam Sánchez, en su última aparición en el 'Deluxe' /TELECINCO

Miriam Sánchez reconoce su toxicomanía en directo: “Me bebo hasta el agua de los floreros"

La ex de Pipi Estrada asegura que ha tocado fondo y revela que en estos momentos no cuenta con el apoyo de su familia

3 min

Miriam Sánchez atraviesa uno de los peores momentos de su vida. La que fuera ganadora de Supervivientes y exasesora del amor habría sufrido una recaída en sus antiguos malos hábitos de vida.

De hecho, a través de una desgarradora llamada a Sálvame, la ex de Pipi Estrada reconoce que ha vuelto a consumir alcohol de forma desenfrenada. "Llego a un nivel de ansiedad que me bebo el agua de los floreros”, ha afirmado la otrora actriz de cine para adultos.

El calvario de Miriam 

A sus 40 años, la de Vallecas, madre de una hija en común junto a Estrada, habla sin pelos en la lengua sobre sus problemas de salud y del particular calvario que está pasando. “Estoy buscando muchísimos centros y muchos centros hablan de la adicción de las mujeres. La mayoría de ellas es por situaciones como la mía", ha declarado muy afectada.

Según ella misma ha confesado, se encuentra atravesando el bache sola sin el apoyo de sus más allegados: “He escrito diarios y diarios para desahogarme porque me servía como terapia de todo lo que he aguantado y todo lo que me ha pasado porque a veces pierdes la cordura de ti misma. Yo no voy a decir nada de mi familia, pero no hay relación".

Drogadicción 

No cabe duda, a juzgar por su relato, Sánchez pide ayuda a gritos después que la situación se haya vuelto insostenible. Conocedora de su problema, incluso llega a justificar el consumo de alcohol: asevera que es la única forma posible que tiene para evadirse de sus problemas.

"Con toda esta serie de problemas acaba una en una adicción. Llego a un nivel de ansiedad que me bebo el agua de los floreros, y el Nilo también", reconoce.

Un altercado con la polícia

No obstante, afirma que en su caso y en el de la mayoría de las mujeres que se encuentran en su misma situación, no presentan determinadas adicciones por un exceso de fiesta, si no “porque están maniatadas”. 

Por si fuera poco, un testigo ha explicado al programa de Telecinco que días atrás que vieron a Miriam "en un estado complicado". En concreto, cuenta que protagonizó un altercado en el que tuvo que intervenir la policía: "Le pegaba al dueño de un bar aquí al lado", ha detallado.