Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mercedes Milá en el programa 'Las tres puertas' / RTVE

Mercedes Milá se sincera sobre su depresión: "No hay que tirar la toalla"

La presentadora ha reivindicado los problemas de salud mental en el programa 'Las tres puertas', de María Casado, en TVE

3 min

Mercedes Milá ya no se deja ver tanto en televisión como antes. Su marcha de Gran Hermano por la depresión que padecía la alejó de los focos mediáticos, pero la presentadora ha querido reaparecer para reivindicar y normalizar este tipo de enfermedades mentales. Y lo ha hecho de la mano de María Casada en su nuevo programa de TVE, Las tres puertas.

"Lo he pasado muy mal, cuando sabes que una depresión puede acabar contigo, que una ansiedad puede acabar contigo, te das cuenta de los límites", se ha sincerado Milá. Sin embargo, es consciente de que, al igual que existen esos días malos, también los hay de buenos: "Yo siempre digo que no hay que tirar la toalla. Aunque haya días que tienes encima la espada de Damocles y todo me parece mal y triste, horrendo, gris... Hay días que estoy bien, feliz, y pienso qué suerte".

Visibilizar la depresión

La televisiva ha confesado que el motivo de que cayese en una depresión fue por motivos laborales: "La primera que tuve fue por un desamor y la segunda y las que vinieron después sí fue por exceso de estrés". Ante todo, la catalana confiesa que la tele le ha hecho "muy feliz" y que su paso por Gran Hermano "fue una de las etapas más felices" de su vida. 

"El acierto más grande fue hacer ese programa. Estaba tan contenta y tranquila... Me fui por enfermedad, porque ya no podía más. Pero podía estar llorando toda la semana y llegaba el jueves me cogía un coche y me iba a la tele me maquillaba y nadie lo notaba. Lo que me pasaba era después que decía, ¿cómo podré volver a hacerlo?", ha explicado.

Milá, feliz y en paz

En este contexto, Milá sabe la repercusión mediática que tiene y ha querido utilizar su altavoz para recalcar la importancia de darle su lugar a la salud mental:  "La enfermedad mental está rodeándonos cada vez más. Yo hablo como hablo para ayudar a la gente que está enferma y necesita apoyo. La gente que te quiere, y te quiere bien, también se harta".

Ante todo, Mercedes Milá asegura que ahora se encuentra bien y que recuerda y da gracias cada día por lo feliz que ha sido. Es por eso que ahora lleva una vida mucho más tranquila y sosegada, por lo que no suele dar tantas entrevistas como antes: "Ya he contado todo sobre mi vida".