Menú Buscar
Emma Stone / Gerald Geronimo EN WIKIMEDIA COMMONS

Las mejores películas de Emma Stone, la nueva Cruella de Vil

En su palmarés tiene varios Premios Óscar, Globos de Oro y BAFTA, entre otros

Noelia Hontoria
6 min

En su poder tiene varios premios, como un BAFTA, un Oscar o un Globo de Oro a la Mejor actriz, además de lo más importante en una profesión así: el favor del público. Emma Stone es una de esas actrices que ha conseguido, con apenas treinta años, ser una de las más cotizadas en Hollywood. En su bagaje profesional lleva grandes títulos e interpretaciones impecables. La crítica la adora y sus seguidores también.  Emma Stone tiene una de las caras más expresivas del cine actual y sus grandes ojos han conquistado a todo el mundo.

Ya se ha hecho público que será la nueva Cruella de Vil en la próxima adaptación de este personaje al cine, de la mano de Disney. Pero si ha conseguido llegar hasta ahí es por el éxito de su carrera. En su currículum tiene grandes películas, como La La Land, una cinta inolvidable, Spiderman, la cual no necesita presentaciones, o Birdman, una de las películas más aplaudidas del año 2014, donde Stone también tiene un papel protagonista y que se coloca entre sus mejores trabajos.

Un Premio Oscar, como el que tiene Emma Stone / Kalhh EN PIXABAY
Un Premio Oscar, como el que tiene Emma Stone / Kalhh EN PIXABAY

La La Land

El éxito de La La Land llega amparado por una disparidad de opiniones. Es amada y odiada a partes iguales, lo cual deja en evidencia que es una de las grandes producciones del cine. A medio camino entre el género musical y el romance, con tintes dramáticos, La La Land cuenta el sueño de dos jóvenes que cruzan sus caminos en Los Ángeles, cuando los dos tratan de luchar por un sueño. Ella, quiere ser actriz; él, montar su propio local de jazz. En esta lucha vital, se conocen y se enamoran.

Las estaciones pasan y la película muestra la progresión de ambos en sus carreras profesionales, pero también la evolución de su relación. Es una de esas cintas que hacen que el espectador salga del cine pensando en la historia y en su propia vida. Ryan Gosling es el fiel compañero de Emma Stone, en la que es, probablemente, su mejor película hasta la fecha. Canta, baila, ríe, llorar y, en una escena concreta del final, es capaz de transmitir un mar de sentimientos solo con su icónica mirada.

The Amazing Spiderman

Hablar de Spiderman es hacerlo de uno de los personajes más conocidos del cine. Aunque hay muchas (quizás demasiadas) películas sobre él, hay dos que destacan en el currículum vitae de Emma Stone. The Amazing Spiderman (2012) y The Amazing Spiderman 2 (2013), donde interpreta el personaje de Gwen Stacy. Para muchos, es el verdadero amor de Peter Parker, y el trabajo de Emma Stone logró emocionar al espectador, quien pudo ver en estas dos películas una gran sintonía entre ambos personajes.

Las dos películas recaudaron más de 700 millones de euros en taquilla y se convirtieron en dos grandes éxitos. Emma Stone no ha vuelto a salir en otra saga de la historia de Peter Parker, por motivos obvios. No es el momento de hacer spoilers, pero quien haya visto la cinta o conozca la historia entenderá el por qué del fin de la aparición de Emma Stone o mejor dicho de su personaje Gwen Stacy en la saga de películas del carismático Spiderman.

Birdman

En el año 2014 llegó a los cines esta película dirigida por Alejandro González Iñarritu y que contó con actores de la talla de Michael Keaton, Edward Norton, Naomi Watts o la mismísima Emma Stone. Cuenta la historia de Riggan Thomson, un actor de Hollywood cuyo mejor papel ha sido el de Birdman, pero que no consigue tener el éxito que él cree que merece. Su lucha por lograr el reconocimiento como actor es el hilo central de esta cinta que combina el humor negro, el drama e incluso el suspense.

En esta ocasión, Emma Stone encarna el personaje de Sam Thomson, la hija y asistente personal del protagonista. La cinta logró convertirse en una de las mejores producciones del año 2014, con una recaudación de más de 100 millones de dólares, todo un logro teniendo en cuenta que su presupuesto fue apenas de 18 millones de dólares. Además, ganó cuatro Premios Óscar, entre ellos, el de Mejor película.