Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
María Pombo en un evento / EP

María Pombo confirma la venta de su casa: "Una oportunidad imposible de rechazar"

La influencer reaparece en un evento y desvela cómo se encuentra tras su operación de reducción de pecho

3 min

Hace unos días el programa Socialité adelantaba la noticia. María Pombo y Pablo Castellano habían puesto a la venta en un conocido portal inmobiliario la impresionante casa a la que se mudaron en 2020 por 1.385.000 euros. Algo sorprendente, ya que la pareja reformó por completo el hogar de sus sueños para que se adaptara a sus necesidades.

A pesar de dementirlo en un primer momento, la influencer ha reaparecido ya recuperada de la operación de reducción de pecho a la que se sometió recientemente y ha admitido que ha vendido su casa porque surgió una oferta "imposible de rechazar".

Buena oportunidad

"Nos ha salido una oportunidad muy buena y Pablo al final se dedica al tema de la construcción y de las reformas. Él está constantemente viendo casas, nos ha salido una oportunidad muy buena que era imposible de rechazar, con lo cual pusimos ese día en Idealista la casa creyendo que nadie lo iba a ver porque eran 24 horas de anuncio, pero tuvimos muchas ofertas, se vendió rápido. Pero todavía es un proceso lento", ha desvelado la instagrammer.

Y es que la venta ya está cerrada. "No es ningún secreto pero se está haciendo una bola que no sé", ha asegurado. "No lo he contado porque no es algo inmediato. Me da pena, pero soy muy poco apegada a las cosas materiales y creo que todo es a mejor siempre. Los cambios son por algo y todo pasa por algo", ha añadido la joven sobre su decisión.

Reducción de pecho

Eso sí, ha desvelado que todavía le queda un año para dejar su actual vivienda y que su nueva casa también se encontrará en la capital: "Nos quedamos en Madrid y todavía nos queda un año en nuestra casa, otro año disfrutar mi casita que la adoro y me da también muchísima pena".

Pombo también ha explicado cómo está actualmente tras su operación de reducción de pecho: "Me encuentro fenomenal, he llegado a la conclusión de que soy buena sufridora". "Es una cosa que sabía que iba a pasar en algún momento, tenía el pecho muy grande y después del embarazo, la gravedad es la gravedad y vi que era el momento", ha confesado.