Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Maria Mainat, "harto", llega a los juzgados / EP

Mainat: "Estoy harto, me lo he tomado con cierto sentido del humor pero ya no soy capaz"

El productor comparece en los juzgados para declarar como investigado de un supuesto caso de maltrato a Angela Dobrowolski

2 min

La guerra judicial del caso Mainat continúa y hoy el productor ha vuelto a los juzgados para testificar sobre las varias denuncias cruzadas con su esposa, Angela Dobrowolski.

La diferencia este miércoles ha sido el cansancio que expresa el exmiembro de La Trinca. "Quiero que se olviden todos estos asuntos cuanto antes mejor”, le ha espetado a los periodistas a las puertas de los juzgados.

Entrevistas en medios

Aun así, sus dos protagonistas no dejan de aparecer en los medios. El pasado viernes aparecieron en un programa de La Sexta para dar sus versiones, y este miércoles, fue ella quien habló en la Cadena Ser.

Ella lamenta que “se ha lavado la ropa sucia públicamente y todo el mundo tiene”. Además, ve que considera que la víctima es ella y que Mainat la ha tratado “con odio y con menosprecio”, incluso piensa que “los Mossos me han traicionado”.

Supuesto maltrato

Dobrowolski, de hecho, denunció a su todavía marido por maltrato, por robarle a los hijos presuntamente y se declara inocente de las acusaciones que pesan sobre ella de supuesto intento de asesinato. La última causa que sumó fue la del allanamiento de morada con violencia de la casa de Canet.

"Esto es lo que hemos querido denunciar", señala el fundador de Gestmusic. Pero este miércoles ante el Juzgado de Violencia Doméstica 5 de Barcelona, fue citado para declarar como investigado y como denunciante por presuntos malos tratos por hechos ocurridos el pasado 8 y 20 de agosto.

Harto

El productor ha puntualizado a los medios: "La única discusión que había hoy era ver qué solicitábamos nosotros, pero no hemos solicitado nada", y ha expresado que como investigado le han preguntado lo que sucedió, lo que vio y lo que recuerda.

Para él se le acusa "de un empujón". "Me encuentro muy harto de todo, me lo he tomado con cierto sentido del humor pero ya no soy capaz", concluye.