Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Kiko Rivera e Irene Rosales / @riverakiko

Kiko Rivera e Irene Rosales celebran su quinto aniversario de boda

La pareja ha compartido unas emotivas imágenes del día de su enlace en Instagram, justo una semana después de que se casase su prima Anabel Pantoja

3 min

Hoy, 7 de octubre, se cumplen cinco años del emotivo "sí, quiero" entre Kiko Rivera e Irene Rosales. Mucha tinta ha corrido desde aquella boda de ensueño, donde el clan Pantoja se mostró más unida que nunca y presumió de una complicidad que pocas veces se ha vuelto a ver desde entonces. 

Sin embargo, la pareja sigue recordando aquel día cómo si fuese ayer. Después de un año duro para la familia e infinitud de rumores de separación, el DJ ha compartido en su perfil de Instagram una fotografía del día de su boda en la que ha dejado claro que siguen estando igual de enamorados que al principio. 

Publicación de Kiko Rivera en Instagram / @riverakiko
Publicación de Kiko Rivera en Instagram / @riverakiko

Emotivos mensajes

"Cinco años de casados. Cinco años del día más bonito de mi vida. Fue un día maravilloso lleno de cosas bellas. Pero lo más bello sin duda fuiste tú. ¡Feliz aniversario! Te amo. ¿Vamos a por otros cinco?", ha escrito Rivera, gritando a los cuatro vientos su amor por la sevillana. 

Rosales, por su parte, también ha compartido unas fotografías de su paso por el altar en su sección de historias de la misma red social. "5 años de un día lleno de magia y de amor", rezaba el título. En una de ellas, incluso, aparecía su hija en común, Ana, que tan solo era un bebé. 

Historias de Irene Rosales en Instagram / @irenerova24
Historias de Irene Rosales en Instagram / @irenerova24

De boda en boda

Esta celebración llega menos de una semana de la problemática boda de su prima, Anabel Pantoja, con Omar Sánchez. Enlace al que la pareja protagonista no acudió, ya que dos días antes había fallecido la matriarca de los Pantoja, Doña Ana. Esta ausencia ha producido un alejamiento total entre los primos, con Kiko Rivera llamando "mentirosa" a la sobrinísima incluso. 

Una polémica que Rivera y Rosales están viviendo alejados de los medios. Con sus dos hijas y su nueva casa en Sevilla, la familia está más unida que nunca, justo en este día en el que se cumplen cinco años de su boda