Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El rey emérito Juan Carlos I - EFE/Lavandeira Jr.

Juan Carlos I, invitado al funeral de Isabel II

Zarzuela confirma la asistencia de los reyes a la ceremonia y "está a la espera" de conocer la decisión del emérito

3 min

Nueva polémica tras la muerte de Isabel II. Si la ausencia y presencia de Meghan Markle o los gestos de Carlos III no fueran suficientes. La casa real británica ha invitado a Juan Carlos I a asistir al funeral.

La invitación no se debe tanto a la relación de parentesco que el emérito tenía con la difunta reina, sino por las convenciones del protocolo. Claro que en el caso español, el hecho de ver a Felipe VI, doña Letizia y don Juan Carlos tras la marcha de este último a Abu Dabi crea gran expectación.

Invitación y confirmación

Felipe VI y Letizia han confirmado su asistencia al funeral de la reina Isabel II, que se celebra el lunes 19 de septiembre en Londres. Así lo ha confirmado Zarzuela. Falta saber cuál va a ser la decisión de los eméritos Juan Carlos y doña Sofía.

La embajada española en Londres recibió el domingo una nota verbal del Ministerio de Exteriores británico en la que se trasladaba la invitación, parecida a la que recibieron otras monarquías como la de Bélgica, Dinamarca y Países Bajos. En ella se especifica que está dirigida a los jefes de Estado y antiguos jefes de Estado y esposas o esposos de dichos países, así como al príncipe heredero de Dinamarca.

A la espera de respuesta

Dicha circunstancia hace que en el caso español la invitación esté referida a Don Felipe y coña Letizia, así como a los padres del actual monarca, Don Juan Carlos y doña Sofía, a quienes se ha trasladado ya la invitación, han precisado desde Zarzuela.

Los reyes españoles ya han confirmado su asistencia. La Casa del Rey "está a la espera de que les sea comunicada por Don Juan Carlos y Doña Sofía su decisión personal". Varias fuentes apuntan a que el monarca podría declinar la invitación.

Caso abierto

El emérito tiene una causa pendiente con la justicia británica tras la denuncia de Corinna Larsen, por un supuesto caso de acoso a la ex "amiga íntima" del rey.

A mediados de julio, el Tribunal de Apelaciones de Reino Unido decidió permitir al emérito que recurra la decisión inicial de un juez de no reconocerle inmunidad alguna frente a la demanda presentada.