Menú Buscar
Jennifer López pone hace cabrear a su público español en su concierto en Fuengirola / EP

Jennifer López la lía parda a su paso por España

La cantante puertorriqueña ha tenido un feísimo gesto de muy mal gusto en su concierto en Fuengirola

09.08.2019 13:43 h.
4 min

La artista internacional, Jennifer López, está de enhorabuena. Y es que la cantante, que se debe a sus fans y quiere compartirlo todo con ellos, se encuentra inmersa en la gira It’s my party tour, para celebrar con todo su público sus recién cumplidos 50 años.

Una gira con la que ha ofrecido un único concierto en España, concretamente en Fuengirola, pero en el que la ha liado muchísimo. Tanto que podría no volver a pisar más el territorio español, ¿qué ha hecho la diva del pop?

Jennifer López se ceba con los medios de comunicación

Hasta 14.000 personas se han congregado en la localidad de la Costa del Sol para ver cantar en directo a la vocalista de El Anillo. Un concierto que la del Bronx ha ofrecido en el Marenostrum Castle Park Festival, a escasos metros de la playa y que para colmo de todos los allí presentes ha empezado con 30 minutos de retraso. Aunque, el enfado no viene por la media hora tarde que la cantante tardó en aparecer.

Jennifer López posa en bañador a su llegada a Málaga / INSTAGRAM

 

Jennifer López posa en bañador a su llegada a Málaga / INSTAGRAM

Y es que López, y haciendo gala de su carácter de diva divina, prohibió la entrada a su espectáculo a todos los medios de comunicación españoles. Pero, lo peor del todo es que lo hizo tan solo una hora y media antes de que empezara su concierto, mediante un comunicado en el que la oficina de la artista restringía categóricamente el paso a todos los periodistas acreditados. ¿A caso tiene miedo la artista de todas las críticas que le puedan hacer? Una excentricidad de lo más chunga con la que Jennifer solo permitió que su equipo, formado por unas 200 personas, pudiera sacar imágenes de su único concierto en España.

No solo se ha cebado con los periodistas

No contenta con restringir categóricamente la entrada de los medios de comunicación a su concierto, la artista latina también repartió estopa, de la buena, contra todos aquellos que pagaron un pastizal para verla cantar en directo.

Y es que para mala suerte de sus fans, la cantante solo permitió que el público pudiera grabar y tomar imágenes del primer tema que cantó encima el escenario. A partir de entonces, quedó totalmente prohibido el uso de los teléfonos móviles para reproducir el transcurso del concierto en cualquier red social. Unas medidas de lo más estrictas, con las que JLo se ha ganado el cabreo, y además bueno, de sus fans españoles. ¿Conseguirá salirse con la suya o se filtrarán todo tipo de vídeos e imágenes de la cantante?