Menú Buscar
Jennifer Lopez en la gala de los Grammy del año 2000 / Europa Press

Jennifer López relata qué es lo que le hizo "mejorar como persona"

La cantante de 49 años ha confesado que se enfrenta a la siguiente pregunta más veces de las que le gustaría

4 min

Jennifer López protagoniza la portada de febrero de la revista Harper's Bazaar en su edición estadounidense con un espectacular vestido rojo de la marca Gucci. La artista de origen puertorriqueño se ha abierto a la periodista Carina Chocano para tratar temas como el machismo, su carrera profesional o su familia. 

La cantante de 49 años ha confesado que se enfrenta a la siguiente pregunta más veces de las que le gustaría simplemente por el hecho de ser mujer: "¿Por qué tiene éxito?", mientras que a un artista del género masculino "nunca le preguntarían eso". 

Mujer poderosa

"Lo que pasa con la gente, especialmente con las mujeres, es que puedes tener 12 personas que te dicen que eres increíble. Pero esa persona que te critica, esa es la voz que se te queda clavada en la cabeza", continúa relatando JLo a la periodista. 

A continuación la cantante hizo ver al medio su condición de mujer poderosa y trabajadora: "Hasta que dices: 'Espera, no estoy mintiendo. He hecho esto durante mucho tiempo. No es un error. Trabajé duro para estar aquí. ¿Y sabes qué? Felicidades a mí misma. No de una manera arrogante. Es como: 'Lo estás haciendo genial. Date un descanso'". 

Después de su matrimonio con Marc Anthony, la intérprete de Anillo ha encontrado de nuevo el amor con Álex Rodríguez, exjugador de los New York Yankees. Aunque la relación va viento en popa, por el momento la pareja no piensa pasar por el altar. 

Madurez personal

JLo ha comentado lo extremadamente feliz que se encuentra en estos momentos de su vida: "Tengo dos hijos increíbles y un gran novio. No tengo todo resuelto y todo no es perfecto en mi vida. Pero me siento muy orgullosa de que con todas las cosas que han pasado en mi vida personal, todavía sea optimista y optimista". 

López atribuye el nacimiento de los mellizos Emme y Maximiliam como un momento de gran madurez personal: "Cuando tuve hijos, me di cuenta que tenía que mejorar y crecer como persona. No solo por ellos sino también para mí. Hay algo que es ser responsable para otro humano que te hace hacerlo: 'Vale, ¿lo estoy haciendo para mí mismo? ¿Cómo puedo enseñarles a cuidar de otras personas si ni siquiera yo puedo cuidarme a mí misma? ¿Cómo puedo enseñarles como deben tratarse si yo permito que las personas me traten a mí de una manera que no es nada agradable? ¿Cómo puedo enseñarles a trabajar duro si yo no trabajo duro?'. Por ello comencé a examinarme desde muchos ángulos diferentes".