Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jesús y Marina en 'La última tentación' / MEDIASET

Isaac acapara protagonismo en la reconciliación definitiva entre Jesús y Marina

Los sevillanos se declaran amor absoluto y olvidan todo lo sucedido en 'La isla de las tentaciones'

2 min

Jesús y Marina volvieron a La última tentación casi como invitados extras. Ambos entraron como asunto pendiente de una de las parejas que arrancaron el programa: Lucía e Isaac. Unos nombres que han vuelto a aparecer en la hoguera final.

Los sevillanos se han confesado amor absoluto. Para ella, Jesús es “el único amor” de su vida, y para él, Marina es “el amor de mi vida”. Así finalizaron el programa pero antes, han tenido que enfrentarse a sus asuntos pendientes en diferido.

Protagonismo ajeno

Más allá de mostrar escarceos de ambos en la isla, el programa les ha mostrado los conflictos de Isaac con Marina y posteriormente, imágenes de el llamado Lobo con Lucía en que confesaba dos cosas: que estuvo enamorado de Marina y que le fue infiel con la gaditana antes de que rompieran su relación.

Nada de eso les ha afectado por completo. Básicamente ha servido para reforzar la idea de que Marina no tomó una decisión acertada en la tercera edición de La isla de las tentaciones. Y poco más.

Besos y lágrimas

Jesús ha acabado entre lágrimas de la emoción y le ha pedido perdón a su chica por haberla “odiado” y hablado mal de ella cuando rompieron. Agua pasada si se tiene en cuenta la escena final que han protagonizado en el reality.

Ambos se han fundido en numerosos besos y abrazos y se han dicho en repetidas ocasiones el amor que sienten el uno por el otro. Esa ha sido la guinda del pastel del programa.