Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un coche de la Guardia Urbana / EP

Varios influencers se ríen de las restricciones con una fiesta clandestina en Barcelona

La Guardia Urbana desalojó un bar en la Rambla de Catalunya en el que se encontraban más de de 65 personas dentro

2 min

El fin de semana en Barcelona ha sido de todo menos pandémico, con aglomeraciones en la Barceloneta, hasta restaurantes abarrotados sin ningún tipo de distancia de seguridad. Además, la Guardia Urbana desalojó un bar situado en la Rambla de Catalunya con más de 65 personas dentro (algunos de ellos influencers de Instagram y de la jet set catalana). 

Los hechos ocurrieron a las 21:00 horas del sábado, cuando los vecinos de la zona alertaron a los guardias de lo que, según sospechaban, era una fiesta clandestina e ilegal. De hecho, la sanción fue doble y el responsable del local --del grupo Costa Este-- tendrá que pagar por tener el establecimiento abierto fuera del horario permitido y por no respetar las medidas de seguridad.

Ni mascarilla ni distancia

Según las restricciones dictadas por el Govern, ahora los bares y restaurantes pueden abrir al público en un horario restringido y limitado. Por ello, la fiesta del sábado no cumplía con ninguna de las medidas acordadas. Y, para más inri, entre las personas que estaban dentro el local se reconocieron algunos rostros de la jet set Barcelona, tal como se pudo ver en unas imágenes grabadas por Cuatro al Día.

Entre los nombres que recogieron los agentes de la policía se encuentra el de Ares Aixalà, que cuenta con más de 160.000 seguidores en Instagram o Julieta Padrós, con 141.000 seguidores, quienes se olvidaron de la situación pandémica actual con el número de casos positivos por Covid-19 subiendo como la espuma, sobre todo en Cataluña.