Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El humorista sevillano Juan Joya Borja, conocido como 'El Risitas', en una de sus actuaciones / EP

Una hermandad de Sevilla se hace cargo del funeral de 'El Risitas': nadie reclama su cuerpo

El entierro de Juan Joya Borja fue íntimo, limitado a 15 personas y a todos los hermanos que convivieron con él en la residencia de la Santa Caridad

3 min

La Hermandad de la Santa Caridad de Sevilla se hizo cargo del entierro de Juan Joya Borja, más conocido como El Risitasdebido a que nadie reclamó su cuerpo. El humorista falleció el pasado miércoles 28 de abril, a los 65 años, al recaer de una enfermedad que padecía y que le fue diagnosticada apenas unos días atrás.

El Risitas pasó sus últimas horas de vida en el hospital sevillano Virgen del Rocío, y su cadáver se mantuvo solitario en una de sus cámaras hasta que la hermandad lo trasladó hasta el hospital de la Caridad. Allí tuvo lugar el funeral, en la capilla de Cristo del mencionado centro, en una ceremonia restringida a 15 personas y a sus compañeros de residencia.

Un final triste para 'El Risitas'

Juan Joya Borja carecía de recursos económicos, y vivió sus últimos años de vida en la residencia de la Hermandad de la Santa Caridad. Por eso la hermandad se encargó de todo, y sus cenizas serán depositadas en la intimidad en el columbario de la Iglesia de San Jorge de la propia entidad.

El humorista pasó un último año muy difícil debido a ciertos problemas de salud. De hecho, se estaba recuperando de una complicada intervención quirúrgica en la que los médicos se vieron obligados a amputarle una pierna. Sin duda alguna, un triste final para un hombre que regaló tantas y tantas risas a lo largo de su vida.

Conocido a nivel mundial

El humorista se hizo popular a finales de los años 90. Fue descubierto en plena calle por el periodista Jesús Quintero, quien lo llevó a programas como El vagamundo, Ratones coloraos o El loco de la colina. Todo ello, gracias a su mítica risa. Una característica que también plasmó en la tercera película de Torrente.

Pero su fama no fue sólo local. La popularidad de El Risitas llegó incluso a otros países como Estados UnidosChina y otros lugares de Europa como Francia. Además, llegó a grabar un anuncio de pizzas de una cadena low cost de Finlandia, en 2015, que, obviamente, se emitió con subtítulos.