Menú Buscar
El Rey, Felipe VI, representante de la monarquía española / EFE

Felipe VI ya tiene otro título más: caballero de la Orden de la Jarretera

El monarca ha recibido la máxima distinción de la monarquía británica de la mano de la Reina Isabel II

Arnau Vila
3 min

El esposo de Doña Letizia, el rey Felipe VI, ya es caballero de la Orden de la Jarretera, el título más antiguo e importante de la orden de caballería del Reino Unido. Un título que ha recibido de la mano de la monarca inglesa, la Reina Isabel II y que en 1989 ya recibió su padre, Don Juan Carlos. La ceremonia privada ha tenido lugar en el Salón del Trono de la Jarretera, en el Castillo de Windsor y ha seguido con un almuerzo presidido por la monarca del Reino Unido y una misa en la capilla de San Jorge.

Felipe VI siendo investido por caballero de la Orden de la Jarreta / GTRES

 

Felipe VI siendo investido por caballero de la Orden de la Jarretera / GTRES

Para recibir tan importante título, que sirve para reconocer a aquellos que han prestado un servicio distinguido al país inglés, Felipe VI ha estado acompañado en todo momento de su esposa Letizia. El Rey de España se ha enfundado en un traje gris, con corbata azul claro y camisa blanca, que ha combinado con una larga capa de terciopelo azul oscuro, adornada con varios lazos rojos y blancos y con el escudo de la Orden de la Jarretera bordado en el brazo izquierdo. Por su parte, su esposa ha apostado por un vestido con mangas abullonadas de seda blanco con estampado negro, que ha combinado con un tocado negro y stilletos también en negro. 

Felipe VI no ha sido el único

Junto con Felipe VI, el Rey Guillermo de Holanda también ha recibido dicha distinción, que es más antigua que el Toisón de Oro. Una condecoración que como marca la tradición le ha otrogado la Reina Isabel II, a quien el monarca holandés también ha prestado su juramento.

Guillermo de Holanda siendo investido como Caballero de la Jarreta / GTRES

 

Guillermo de Holanda siendo investido como Caballero de la Jarretera / GTRES

Para la ocasión, Guillermo de Holanda también se ha decantado por un traje color gris, mientras que su esposa, la reina Máxima ha lucido un vestido rosa palo, con escote en uve, ancho cinturón y capa. Un día de lo más importante para el monarca español y holandés puesto que han pasado a formar parte del selecto grupo de ocho extranjeros que ostentan esta condecoración, fundada por el rey Eduardo III en el 1348.