Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Eva Sannum con el entonces príncipe Felipe

La ex del rey Felipe VI, muy crítica con el acoso mediático

Eva Sannum, 20 años después de su noviazgo con el heredero al trono, habla alto y claro sobre el derecho a la intimidad

Jordi Nieto
4 min

La modelo por la que el rey Felipe VI bebía los vientos, la noruega Eva Sannum, ha reaparecido casi 20 años después para hablar de la intimidad de los famosos. Una cuestión de la que es conocedora de primera mano, no solo por el acoso al que fue sometida tras protagonizar un noviazgo con el heredero al trono de España, sino que, también, por ser toda una experta en el mundo de la comunicación. Y es que mientras la modelo mantenía una relación con Felipe de Borbón, también acudía a la Universidad de Oslo para estudiar la carrera de Relaciones Públicas y Publicidad.

Así pues, la noruega ha vuelto a acaparar el foco mediático tras defender el derecho a la vida privada y para hablar de las acciones que llevan a cabo las celebrities al publicitar marcas mediante sus perfiles de redes sociales con un claro fin lucrativo.

Víctima del acoso mediático

Sin duda alguna las palabras que la exmodelo ha emitido han sido analizadas con lupa, ¿Un dardo envenenado para la Casa del Rey?

Ella misma fue víctima de una campaña de acoso mediático por parte de la prensa, una vez salió a la luz su noviazgo con el príncipe Felipe en 1997. Tras cuatro años de relación la pareja ponía fin a su amor, precisamente por la escasa aceptación que había tenido la noruega en el núcleo férreo de familia real española. Algo en lo que mucho tuvo que ver la difusión de elementos muy vinculados a su pasado por parte de la prensa, cuestiones de las que en absoluto tendría de por qué arrepentirse, pues al fin y al cabo solo fue imagen de una conocida firma de lencería en su país.

Una "princesa" azul

Felipe y Eva oficializaban su relación en el 2000 durante la boda de Haakon y Mette-Maritt, príncipes de Noruega. Un enlace para el que la Sannum lució un vistoso escote y un vestido azul ceñido con el que la modelo lucía radiante y presumía de cuerpazo. Un atuendo que le quedaba de infarto y que era de lo más elegante. Aunque no lo suficiente para la Casa Real española que no lo aprobó e hizo notorio su desagrado.

Pese a tales impedimentos, la relación de los dos jóvenes superaba todo tipo de crisis contra viento y marea. Un hecho del que la revista ¡HOLA! se hacía eco y sacaba en portada a la pareja de enamorados, frente al Taj Mahal en un viaje que hicieron a la India.

Sin embargo, meses después la pareja ponía fin a su historia de amor. Eva lo anunciaba a la prensa mediante un duro comunicado en el que aseguraba que no había sido aceptada por la familia del Rey. Algo que podría parecer surrealista a fecha de hoy .