Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presentadora de 'La Voz Kids', Eva González, en el plató de 'El Hormiguero' / ATRESMEDIA

Eva González demuestra que es humana: así 'ligó' cuando tenía 15 años

La presentadora de 'La Voz' cuenta la anécdota más avergonzante de su adolescencia en su visita a 'El Hormiguero'

3 min

La presentadora Eva González visitó el plató de El Hormiguero para promocionar el estreno inminente de la nueva temporada de La Voz Kids, que llega a Antena 3 este viernes 7 de mayo. Sin embargo, la mujer de Cayetano Rivera tuvo que enfrentarse a numerosas preguntas, algunas de ellas muy intimas.

En primer lugar, dejó claro que no se fía de la nueva faceta de su marido: la de piloto de aviones. "No me subiría ni la primera, ni la segunda, ni la tercera vez que vuele. No me fío. Soy Miss, pero no tonta", aseguró la andaluza. Unas divertidas palabras que se quedaron cortas cuando la presentadora contó cómo ligó con el chico que le gustaba en su adolescencia.

Los típicos problemas de adolescentes

Una joven de 15 años Eva se encontraba en su casa tranquilamente cuando su madre la mandó a por recados. La envió a casa de su abuela con unos pantalones de su padre y una bolsa de naranjas que tuvo que cargar todo el viaje. Pero, como todos los adolescentes, se complicó aún más la vida.

La abuela de la andaluza vivía en una calle con mucha pendiente, y los zapatos que se puso estaban muy a la moda... aunque también eran muy incómodos. Y por si la combinación de calzado y carga no era suficiente, decidió comerse un dulce de chocolate por el camino. Un cúmulo de cargas que le pasaron factura cuando se cruzó con el chico que le gustaba entonces.

"Se buscó a otra Eva"

"De repente, vi cómo subían por la cuesta mis amigos con sus motillos, y pensé 'ahí está Domingo'". Los nervios subieron por su cuerpo de acuerdo a su edad, y los cordones de sus zapatos se liaron con el pantalón de tal manera que cayó "de bruces" contra el suelo: "¡Es penalti!", gritaron sus amigos.

Eva se levantó con el dulce lleno de suciedad del suelo, avergonzada, viendo cómo las naranjas rodaban por la pendiente hasta la plaza del pueblo. Una vivencia de su juventud con la que muchos se han sentido identificados. Además, la presentadora ha confesado que Domingo pasó de ella, aunque siguen siendo muy amigos. Tanto de él como de su mujer, Eva: "Después del tropiezo, se buscó a otra Eva", ha bromeado la andaluza con Pablo Motos.