Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cristian Suescun / INSTAGRAM

Cristian Suescún asegura que tiene ofertas para trabajar en Hollywood

El hijo de Maite Galdeano triunfa en la industria del contenido para adultos donde consigue grandes beneficios económicos

3 min

Cristian Suescun abandonó los realities y los platós para ganarse la vida en la red social para adultos OnlyFans, una idea que no le gusta mucho a su madre, Maite Galdeano. Le pese a quien le pese, parece que esto le da dinero y puede que llegue lejos, incluso a Hollywood.

El joven asegura en una entrevista para Jaleos que está entre Barcelona y Los Angeles. En la capital catalana, Juani de Lucía, propietaria de la mítica sala Bagdad --donde debutó Nacho Vidal en el porno---, le ha hecho una suculenta oferta. En la meca del cine podría participar de un reality pornográfico.

Consejos de madre

“He conocido a un productor español y ya me están llamando de Hollywood y Miami. Entre las cosas que me han ofrecido está la de protagonizar un reality porno en Estados Unidos con las figuras más relevantes del país, algo de locos”, asevera.

Pese a la mala relación que tiene con su madre, tiene marcadas a fuegos sus palabras: "Mi madre me dijo que donde haya dinero ahí he de ponerme. Si polvo somos y polvo seremos… La vergüenza ni se come ni se almuerza". Y con esto va a por todas en un sector donde parece que no le va mal.

Amigo don Dinero

“A 20 eurillos mensuales y con más de 400 suscriptores echa cálculos. Eso es lo que facturo al mes”, apunta. Eso sí, la empresa se lleva un 20% de comisión. Todo un éxito, hasta el punto de que recientemente aceptó “una oferta sexual de 100.000 euros para pasar todo un fin de semana para estar con una persona", señala.

Las ganancias parecen moverlo, pero matiza que “no todo vale, pero tengo la mente muy abierta y con dinero siempre se puede llegar a un acuerdo”. No le importa que sea hombre o mujer, subraya, “estoy abierto a todo. Lo que me importa es la pela y que disfruten”. ¿De profesión? “Soy un gigoló de alto standing. Yo pongo las tarifas porque sé lo que valgo”, sentencia.