Menú Buscar
Aitana / UNIVERSAL MUSIC SPAIN

La carta viral en la que Aitana abre su corazón

La artista, visiblemente disgustada por su paso como invitada por ‘Operación Triunfo 2018’ se ha sincerado en las redes sociales

4 min

No corren buenos momentos para Aitana. La que fuera una de las concursantes más destacadas de Operación Triunfo 2017 está atravesando una mala racha que se hizo visible durante este miércoles, cuando fue la invitada estrella de la Academia y de la primera gala del talent show.

Aitana se vio superada por la situación. Los nervios y la emoción le impidieron comportarse con normalidad en su visita a los nuevos concursantes de Operación Triunfo 2018. E incluso tuvo problemas durante su actuación al interpretar Teléfono en directo en el plató del programa.

Reflexión nocturna

Incluso la propia Aitana no estaba demasiado contenta con lo que acababa de hacer en Operación Triunfo 2018, como se demostró a altas horas de la madrugada. La artista publicó cerca de las 4.00 horas una extensa carta abierta a sus fans en la que habla sin tapujos de cómo se siente.

"Mañana a lo mejor borro esto, soy así de impulsiva quizás. Abrirte a la gente que te apoya nunca viene de más. Esto es un popurrí de cosas que comparto con vosotros que en su totalidad no tiene mucho sentido, pero lo sin sentido es real muchas veces. Ideas desordenadas, yo", escribió Aitana junto a las seis hojas de carta, numeradas para que nadie perdiera el hilo.

"La mejor versión de mí misma, y no la perfecta"

Aitana explica que "siempre dicen que es mejor que no mostremos nuestras debilidades", pero que ella es "agua" y "transparente", no sabe ocultar sus sentimientos y que por eso "la gente me cala rápido". También hace alusión a su vida privada, de la que confiesa que ha decidido hablar menos "porque no me he acostumbrado todavía a la idea de estar tan expuesta".

También admite que desde que salió de Operación Triunfo 2017 "he cometido varios errores de los que he ido aprendiendo y, ¿sabéis qué? Voy a cometer muchísimos más porque esto es un camino y no quiero llegar a ninguna meta. Yo no soy perfecta, pero es que nunca lo seré y nunca he querido serlo. Me encantan los fallos porque es ahí cuando te das cuenta de lo humanos que somos". Y concluye: "Estoy aprendiendo y voy a seguir aprendiendo. Estoy cometiendo muchos fallos que me harán más fuerte para ser la mejor versión de mi misma, y no la perfecta". No sin antes avisar de que "todo va poco a poco, pero soy feliz ¡y quiero serlo más si cabe!".