Menú Buscar
Carlos de Inglaterra da positivo en coronavirus / AGENCIAS

El príncipe Carlos, positivo en coronavirus

El padre de Enrique y Guillermo de Inglaterra ha dado positivo después de someterse al test del covid-19

3 min

Menudo mazazo se acaba de llevar la Familia Real británica. Y es que el heredero al trono del país, el príncipe Carlos de Inglaterrra acaba de dar positivo en la prueba del coronavirus.

Una terrible noticia que preocupa mucho a todo su entorno más cercano, puesto que Carlos de Inglaterra, a sus 71 años, se encuentra dentro del sector de riesgo.

Carlos de Inglaterra, infectado

Tal y como ha anunciado la cadena británica BBC, el padre de Enrique y Guillermo acaba de dar positivo en las pruebas de covid-19, convirtiéndose en el primer miembro de la Familia Real británica en contraer dicha enfermedad. Aunque, por el momento, y a la espera de cómo evoluciona, presenta "síntomas leves".

Carlos de Inglaterra junto a su mujer Camilla de Cornualles / AGENCIAS
Carlos de Inglaterra junto a su mujer Camilla de Cornualles / AGENCIAS

Una enfermedad, que en el Reino Unido ya se ha saldado con la vida de más de 400 personas y ha infectado a más de 8.000, que le ha cogido a su paso por Escocia, donde se está confinando junto a su mujer Camila de Cornualles después de abandonar hace escasos días su residencia de Londres, Clarence House.

La reina Isabel II, también recluida

Después de dar positivo en las pruebas del virus de Wuhan, a Carlos de Inglaterra no le queda otra que aislarse por completo y no tener ningún tipo de contacto con su mujer, Camila de Cornualles quien, a sus 72 años, también podría correr riesgo si se contagia de dicha enfermedad.

La reina Isabel II antes de aislarse en el castillo de Windsor / AGENCIAS
La reina Isabel II antes de aislarse en el castillo de Windsor / AGENCIAS

Algo que sabe muy bien la reina de Inglaterra, Isabel II, quien decidió recluirse en el castillo de Windsor cuando el coronavirus se instaló en el Reino Unido. La abuela del príncipe Harry está solamente acompañada por un equipo de ocho personas, que de manera diaria se someten a varias pruebas para comprobar que no presentan ningún síntoma y evitar contagiar a la monarca más longeva de la historia, quien cumplirá 91 años el próximo abril.