Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Antonia Dell'Atte y Ana Obregón / EP

Antonia Dell'Atte, muy dura con Ana Obregón en su peor momento: "Mi demanda sigue y va por lo penal"

La ex de Alessandro Lequio mantiene su postura a pesar de la complicada situación de la bióloga

2 min

Tras la emisión de la docuserie de Rocío Carrasco y las críticas de Alessandro Lequio ante la desgarradora confesión de la hija de Rocío Jurado sobre el presunto maltrato que sufrió a manos de Antonio David Flores, Antonia Dell'atte salía de nuevo a la palestra para atacar a su exmarido.

La italiana recordaba cómo en su día ganó una demanda al que fue su pareja tras ser una de las primera mujeres que denunciaba un maltrato en nuestro país. Sin dudarlo, Ana Obregón salía en defensa de Lequio y, además de asegurar que el padre de su hijo nunca la trató mal, acusó a Antonia de manipular su sentencia y de mentir en sus graves acusaciones contra el colaborador.

Demanda

Unas palabras a las que Antonia no tardaba en reaccionar, anunciando que demandaría a Ana Obregón por afirmar que había manipulado una sentencia judicial contra Alessandro Lequio.

Meses después, y cuando la bióloga atraviesa por uno de los peores momentos de su vida por el delicado estado de salud de su padre, Antonio García, ingresado desde hace días en un hospital madrileño, Antonia Dell'atte ha reaparecido públicamente y ha anunciado rotunda que su guerra contra Ana sigue adelante y, esta vez sí, va a por todas.

Duro golpe

La italiana avanza que "pronto habrá novedades" en su demanda contra Obregón, que, advierte, "va por lo penal". Centrada en su guerra legal con la actriz, Antonia afirma sin embargo que no guarda rencor contra Alessandro Lequio, al que ya "ha perdonado", como confiesa.

Un nuevo e inesperado golpe para Ana, volcada completamente en su progenitor, al que recientemente pedía en una emotiva carta que no se vaya todavía porque no podría soportar tanto dolor en tan poco tiempo, tras el fallecimiento en mayo de 2020 de su hijo Aless, y de su madre un año después.