Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La cantante Ana Guerra / ATRESMEDIA

Ana Guerra, en lucha con sus vecinos por su música

La canaria ha sido apercibido por la gente que vive cerca de su vivienda por tocar a horas intempestivas

1 min

Ser músico también tiene sus desventajas. En primer lugar, las giras, estar fuera de casa, y cuando estás en ella tener un espacio para ensayar y crear. Claro que eso puede causar problemas con los vecinos, sino que se lo pregunten a los de Ana Guerra.

La canaria ha confesado que sus vecinos están hartos de ella y de su música. No porque les disguste lo que hace, sino por el hecho de que se pone a tocarla a altas horas de la noche.

Cartas

La cantante ha confesado en El Hormiguero que hace poco recibió cartas de sus vecinos en el que le pedía que por favor no tocara a ciertas horas de la madrugada. Parece que es un animal nocturno e incluso pasadas las doce de la noche sigue en su proceso creativo.

Guerra admite su error. La pasión por la música la lleva a sentarse al piano y crear nuevos temas olvidándose de lo que la rodea. Pese a todo, la artista admite sus errores y pidió perdón por las molestias.