Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Amelia Bono y Manuel Martos / EP

Amelia Bono y Manuel Martos derrochan complicidad en Baqueira Beret tras su divorcio

La familia al completo y unos amigos han disfrutado de un fin de semana de ensueño en la nieve

3 min

Se cumplen seis meses desde que Amelia Bono y Manuel Martos anunciaron su separación tras de más de 15 años de relación y 13 de matrimonio. Sin embargo, la pareja ha demostrado en numerosas ocasiones la buena relación que tienen tras su divorcio por el bien de sus cuatro hijos. 

Muestra de ello ha sido la familiar escapada que han protagonizado este fin de semana a Baqueira Beret (Los Pirineos). La familia al completo y unos amigos han disfrutado de la nieve, un planazo que han querido retransmitir a través de sus redes sociales. 

Amelia Bono en Instagram / @ameliabono
Amelia Bono en Instagram / @ameliabono

¿Posible reconciliación?

"Un descanso para seguir dándolo todo", ha escrito Amelia Bono en su cuenta de Instagram. "Desconexión. Familia. Lo que de verdad importa", publicaba por su parte el hijo de Raphael. Con imágenes de sus hijos esquiando o de ellos mismos equipados con todo el material, han hecho gala de su buena sintonía

Una escapada que no ha hecho más que reavivar los rumores de una posible reconciliación entre la pareja. La pareja ya se ha dejado ver en otras ocasiones juntos, como en sus cumpleaños o durante las fiestas de Navidad. Sin embargo, esta era la primera vez que ambos organizaban un viaje de varios días

Manuel Martos en Instagram / @manuelmartos78
Manuel Martos en Instagram / @manuelmartos78

Todo por sus hijos

Con todo, el exmatrimonio ya anunció en su comunicado de separación que seguirían "juntos y unidos toda la vida" por sus "cuatro tesoros", Jorge, Manuel, Gonzalo y Jaime. Aunque haya sido una escapada familiar, podría ser el inicio de una segunda oportunidad. 

Y más después de que la hija de José Bono terminase una corta pero intensa relación con Fernando Ligués hace un par de meses. Lo que está claro es que tanto ella como Martos no temen hacer gala de la buena relación que todavía mantienen.