Menú Buscar
reyes

Los 14 años del matrimonio 'real' de Felipe y Letizia

Un matrimonio que rompió los esquemas de la monarquía española

3 min

El rey Felipe VI y la reina Letizia celebran 14 años de matrimonio que han estado marcados por polémicas, la abdicación de Don Juan Carlos, el nacimiento de sus hijas Leonor y Sofía.

En Chance han con la opinión de un experto en protocolo, Gerardo Correas, quien ha explicado diferentes aspectos del matrimonio de Don Felipe y Doña Letizia. Gerardo valora muy positivamente los 14 años de matrimonio de los reyes. El jefe de Estado ha realizado un trabajo de día a día, de representación de nuestro país, de manera espléndida.

Ejemplaridad

La ejemplaridad del Felipe y de Letizia es absoluta, en ese sentido es un aspecto muy positivo en cuanto al servicio al país. El Rey Felipe y la Reina Letizia celebran 14 años de matrimonio

En cuanto a la imagen de Doña Letizia, Gerardo cree que estamos intentando todos que tenga un papel mucho más protagonista del que La Casa Real quiere que tenga, está teniendo un papel de reina consorte. "En ese sentido a mí me parece que lo está haciendo a la perfección y además sacrificando de alguna manera su imagen, puedo decir que en la distancia corta y medio corta, los que la conocen mucho o menos, la reina Letizia es mucho más simpática de lo que puede parecer y actúa mucho más tranquila", apunta Gerardo.

Rumores de crisis

La prensa extranjera se empeña en generar rumores de crisis, pero este es un tema que realmente solo puede conocer su círculo más íntimo. Gerardo opina que es una relación buena, sin más, posiblemente sea una mejor manera de vender más periódicos. 

El aniversario de boda de los reyes será diferente a lo que el resto de mortal acostumbran a vivir, cambiarán una cena romántica por compromisos oficiales que mantendrán a Don Felipe en Madrid y a Doña Letizia en República Dominicana.

Si existe celebración de aniversario será de forma privada a pesar de ser personas públicas. La Casa Real ha huido de la figura de primera dama como es habitual en Francia o en Estado Unidos, doña Letizia asume su papel de reina consorte en función de lo que el pueblo quiere ver.