Menú Buscar
Sant Celoni / AMP - CREATIVE COMMONS

Sant Celoni, un oasis natural en la provincia de Barcelona

Patrimonio arquitectónico, paraje natural de ensueño y una gran gastronomía, hacen de esta localidad una visita obligada

CARLOS ZAPATERO
6 min

Situada en la provincia de Barcelona, Sant Celoni es una localidad catalana que forma parte del Vallés Occidental, conocida por sus amplias zonas verdes y su gran vegetación. La ciudad guarda un interesante patrimonio arquitectónico y artístico que la han convertido en uno de los centros de peregrinación más importantes para todos los amantes del arte y la historia en Cataluña.

Su situación, a pies de la montaña del Montseny, hace que nos encontremos ante uno de los entornos naturales con más presencia de Cataluña. Especialmente gracias a todos los paisajes que se encuentran próximos a la cuenca del río Tordera. También es esta vegetación y la gran cantidad de zonas verdes que atesora la responsable de que se haya convertido en uno de los lugares preferidos por todos los deportistas que acuden a este lugar en busca de aventura.

Su historia

Como sucede en la mayoría de los pueblos medievales de nuestro país, la historia de Sant Celoni se articula en torno a la construcción de la iglesia de Sant Martí de Pertegàs, el centro de la vida del pueblo en aquella época. Su situación siempre se ha considerado privilegiada, como consecuencia de situarse a mitad camino entre Barcelona y GeronaDos de las ciudades más importantes de Cataluña.

En el Siglo XII, toda la población fue fortificada por los marqueses de Cabrera. Tras la muralla, se celebraba un mercadillo gastronómico semanal que rápidamente se convirtió en uno de los más visitados de la zona. Su importancia en aquella época fue vital, tanto es así que en el año 1860 se construyó en ella la primera línea de ferrocarril del municipio. Propiciando un gran impacto en su economía y en el urbanismo de la zona. 

Patrimonio arquitectónico

Su patrimonio arquitectónico es uno de los grandes secretos que ofrece la localidad a sus visitantes. Uno de los más importantes es la capilla de San Ponce, que inicialmente formaba parte del antiguo hospital de leprosos que tenía sede en la ciudad. De estilo romántico, data de finales del Siglo XII y se ha convertido en uno de los monumentos más visitados del lugar.

Iglesia de Sant Celoni / ENRIC - CREATIVE COMMONS
Iglesia de Sant Celoni / ENRIC - CREATIVE COMMONS

Además de ella, también cobra especial relevancia la iglesia de San Martín, comentada anteriormente, que fue creada en el año 1703 y restaurada recientemente, conservando la esencia y la originalidad de antaño. Ambas iglesias conforman una parte imprescindible de la identidad que proyecta esta localidad al exterior, recibiendo cientos de visitas año tras año. 

Orígenes medievales

Su origen medieval queda latente en el conocido como barrio de La Força, en cuyas calles todavía se pueden apreciar los restos de la muralla medieval que protegía a la ciudad años atrás de los ataques externos. Protegiendo de esta manera a su población. 

Es precisamente en este barrio el lugar en el que podemos encontrar el acceso a una de las torres de vigilancia que servían para alertar a los ciudadanos del acercamiento de torres enemigas. Actualmente actúa como parte del patrimonio histórico que alberga la ciudad. 

Sus rutas naturales

Además de la importancia del aspecto cultural de la ciudad, Sant Celoni también ofrece a sus visitantes diferentes entornos naturales capaces de enamorar a cualquiera. Uno de ellos es la ruta que comienza en el valle de Olzinelles, en el que sus enormes árboles, los pozos de hielo y las masías que podremos encontrar a nuestro paso ofrecerán una experiencia incomparable. Uno de los puntos a destacar es que, además, gracias a su cercanía con la localidad, no será necesario acudir en coche. Siendo posible su acceso a pie desde el centro de la ciudad.

Por otro lado, si dispones de vehículo propio, no puedes dejar pasar la oportunidad de conocer de primera mano a Les Llobateres. La biodiversidad que podremos encontrar en esta ruta, fruto de su proximidad con el río Tordera, hace que siempre merezca la pena acudir a este lugar a disfrutar de la naturaleza. 

Un paseo por su gastronomía

Cataluña es una de las regiones en las que la gastronomía ocupa un lugar destacado. Y en las zonas del Baix Montsent, todavía más. Por este motivo Sant Celoni es uno de los lugares con mayor tradición gastronómica de toda Cataluña. La localidad cuenta, incluso, con sus propios productos típicos, como los conocidos como Celonis. Un dulce elaborado con mantequilla, azúcar, harina y chocolate que busca rendir homenaje a las dos montañas que rodean a la localidad a través de su sabor y su textura.

Entre sus calles, además, podremos encontrarnos con diferentes restaurantes especializados en la cocina típica de la zona que permiten al visitante empaparse de la gastronomía de esta región catalana y disfrutar de todo su sabor. Además, destaca la gran relación calidad / precio que caracteriza a su oferta de restauración.