Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Todo tipo de opciones para los menús de la cena de Nochebuena y Noichevieja / Dan Wirdefalk EN PIXABAY

Los menús perfectos para la atípica Nochebuena de 2020

En esta Navidad tan diferente, las opciones para esta cena especial siguen siendo muy variadas

6 min

La Nochebuena de 2020 va a ser diferente por la pandemia que azota a la humanidad. Ya sea por el distanciamiento social o por el toque de queda que se impondrá en las diferentes comunidades autónomas, nada va a ser como en otras ocasiones. Claro que eso no quita que cada anfitrión se pueda esforzar al máximo en preparar el menú de la cena.

Eso sí, para evitar cualquier tipo de contagio, lo más adecuado será que no haya platos para compartir o que si los hay, cuenten con los cubiertos adecuados para que se pueda “pinchar” sin peligro. Además, es recomendable que cada uno de los platos se sirva por separado en el caso de que los comensales no sean convivientes.

Un menú sencillo

Una de las opciones para la Navidad de 2020, en la que quizás no se llenen las mesas de familiares es apostar por menús sencillos para la cena de Nochebuena. Es decir, una propuesta que se componga de platos fáciles de elaborar pero no por ello menos deliciosos. Para un primer menú sencillo se puede optar por una ensalada de aguacates con tomate y salmón ahumado aderezada con aceite de oliva virgen. Una opción que además es muy saludable.

En cuanto al segundo plato, un solomillo (de cerdo o de ternera, dependiendo de los gustos de los comensales) al Cabrales es rápido de preparar y siempre un acierto. Solo hay que preparar la salsa y es algo que apenas lleva tiempo (se necesita queso, nata, un poco de mantequilla y sal). Y como postre, si se desea algo rápido, siempre es una buena idea la piña salteada con trocitos de nueces y un chorrito de vino dulce.

Un menú saludable

Otra de las opciones más destacadas para la cena de Nochebuena de 2020 es elegir un menú saludable, de manera que se eviten los excesos que puedan poner en riesgo la salud de los comensales. En este caso las posibilidades también son numerosas. En una de ellas, como primer plato se sirve una sopa de pescado no solo cuenta con buenas propiedades organolépticas, sino que además se sirve caliente y eso ayuda a atemperar el cuerpo.

Para el segundo plato se puede elegir un guiso de carne de ternera magra (sin grasas) aderezado con una crema de pimientos del piquillo. Por supuesto, tratando de no abusar en ningún momento de la sal. Y como postre no hay nada mejor que una macedonia con frutas de temporada entre las que no pueden faltar las últimas granadas.

Otra opción de menú saludable

Un plato poco conocido y que quizás pueda sorprender a los comensales es una lombarda con manzana y pasas. Cocinado con agua, sal y un poquito de vino blanco (el alcohol se evaporará), une los citados alimentos y da como resultado una deliciosa preparación que le otorgará otro color a la mesa navideña.

En cuanto al segundo plato, el salmón con mostaza al horno resulta un plato tan exquisito como saludable, ya que este pescado ofrece una buena dosis de ácidos grasos Omega 3 y proteínas. En cuanto a la salsa, se prepara con la citada mostaza acompañada por miel, jengibre y avena. Finalmente, como postre se puede elegir un pudding de chía, coco y frutos secos en el que además se añadirá yogur natural.

El salmón, un clásico de las cenas navideñas / Shutterbug75 EN PIXABAY
El salmón, un clásico de las cenas navideñas / Shutterbug75 EN PIXABAY

Menú 'Masterchef'

En el caso de que se quiera tirar la casa por la ventana en cuanto a la preparación se refiere, hay centenares de platos que pueden formar parte de un menú propio de los mejores chefs. Y es que la Navidad es un momento perfecto para dar rienda suelta a la calidad culinaria de los más cocinillas.

En este caso, como primer plato un buen ejemplo de elaboración que requiere buen tino y gusto en la presentación es el ajoblanco de remolacha. Solo lleva 15 minutos de preparación, pero causará sensación en los invitados. En este caso se necesitarán almendras peladas, remolacha cocida, diente de ajo, vinagre, azúcar, agua y aceite de oliva virgen extra.

Rizar el rizo

En cuanto a los segundos platos propios de chefs de categoría, se puede optar por pescado y carne. Por un lado la lubina con salsa de ajetes hará la delicias de los comensales gracias a la suavidad de este pescado. Lo mejor es acompañarla con unas empanadillitas de tomate, pimiento y cebolla que combinarán a la perfección.

Como plato de carne se presentan unos canelones con ragout de carrillada, guisados en dos tiempos, primero con la verdura y después con otros ingredientes (más el foie o la trufa). Para finalizar, un mantecado casero con romero, limón y menta despertará el interés de cualquier paladar.