Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Practicante de parkour / alireza irajinia EN UNSPLASH

Zonas donde hacer y aprender parkour en Barcelona

Ya sea en espacios urbanos o en centros especializados, es posible practicar esta actividad en la Ciudad Condal

Carlos Losada
6 min

En las últimas dos décadas el parkour se ha ido haciendo un hueco en las grandes ciudades de todo el mundo. Esta actividad originada en Francia -de ahí su nombre- tiene un importante arraigo en Barcelona, donde hay numerosos practicantes dispuestos a que su cuerpo supere nuevos límites.

En la actualidad no hay muchas zonas donde los traceurs (nombre con el que denomina a los que practican parkour) puedan entrenar por su cuenta. De hecho, hay incluso peticiones al Ayuntamiento para que habilite un parque en el que puedan hacerlo sin molestar a nadie.

Dónde practicar 

Por lo general, los lugares donde más traceurs se reúnen son aquellos que cuentan con numerosos “accidentes” urbanos o que resultan cómodos para ensayar movimientos. Entre los primeros hay que destacar zonas como Montjuïc, el Fòrum o incluso la Villa Olímpica.

En cuanto a las áreas que facilitan el entrenamiento de ciertos movimientos que implican caídas cuando se están ensayando, los más idóneos son las playas. De hecho, las de Badalona suelen ser las más frecuentadas por estos deportistas urbanos, ya que la arena ayuda a amortiguar las posibles caídas. Lo que los traceurs tienen claro en este sentido es que prefieren hacer sus acrobacias allí donde no haya gente que se pueda molestar al verlos.

Centros de parkour

Por otro lado, para los que se inician en esta modalidad y quieren hacerlo con garantías, o para quienes no tienen tiempo para desplazarse a uno de los lugares referidos y prefieren hacerlo en unas instalaciones preparadas, existen centros especializados.

Estos centros cuentan con las instalaciones pertinentes, con monitores que ayudan en la práctica y, claro está, con mayores medidas de seguridad. A fin de cuentas, en los parques y plazas no hay colchonetas que amortigüen un pequeño percance.

Hombre practicando parkour /  Emanuel Kionke EN UNSPLASH
Hombre practicando parkour / Emanuel Kionke EN UNSPLASH

Tres espacios diferentes

Uno de los sitios más reconocidos para practicar parkour es Jungla Urbana BCN, puesto que cuenta con tres espacios diferentes para entrenar. En el primero de ellos la clave es mejorar la precisión, de manera que cuenta con estructuras modulares de madera conectadas que permiten entrenar los saltos.

El segundo de ellos trata de simular un entrenamiento urbano, con lo que cuentan con un suelo de caucho que limita los posibles impactos, así como con colchonetas para evitar lesiones en los grandes saltos que se hagan durante el recorrido. Finalmente, el tercero es un foso de foam con dos alturas diferentes: de un metro y medio y de tres metros.

Enseñanza

Otra organización profesional que ayuda a todos los amantes de esta actividad física es Ourpark, cuyo objetivo es la enseñanza y difusión del parkour en Barcelona. Como ellos mismos exponen, “Si quieres aprender a saltar, rodar, balancearte y moverte por tu entorno a la vez que mejoras tu condición física, este es tu sitio”.

Ourpark ofrece clases de iniciación para niños con edades comprendidas entre los 5 y los 10 años, las cuales están adaptadas, como no podía ser de otro modo, a cada uno de ellos. A estas le unen las clases teens para chicos y chicas de 16 años de todos los niveles; las clases Parkour +16, preparadas para practicantes más avanzados; y las Parkour Sábados, consistentes en sesiones más largas en las que se trabajan técnicas en el gimnasio para después desplazarse a localizaciones exteriores.

Orígenes 

Como se ha apuntado, el parkour comenzó a desarrollarse en Francia, de la mano de Raymond Belle y después de su hijo David Belle. Ellos formaron un grupo de amigos que se dedicaban a trasladarse de un lado a otro del modo más directo y veloz, al tiempo que se valían de las capacidades de su cuerpo. Se les conocía como Yamakasi e incluso hay una película que muestra su actividad.

Poco a poco se fue extendiendo por todo el mundo, gracias sobre todo a la espectacularidad de los saltos y los movimientos, y a los vídeos en los que se veía a los más expertos, los cuales se hacían virales.

La filosofía del parkour

Aunque muchos practicantes están solicitando que se considere deporte, lo cierto es que el parkour es una disciplina cuya filosofía se aleja de cualquier tipo de competición. Es más, el objetivo es ofrecer a los traceurs nuevas herramientas para aprender a superar los obstáculos que se presentan en sus vidas.

Asimismo, otra de sus máximas pasa por no molestar al resto de ciudadanos y a respetar en todo momento el entorno, lo que les aleja de cualquier visión errónea de banda urbana que muchos puedan tener.