Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El sucesor de Blas Cantó, anterior representante español en Eurovisión, será elegido en Benidorm / RTVE

El próximo representante español en Eurovisión se elegirá en una gala en Benidorm

Una iniciativa con la que además se pretende recuperar el mítico Festival de la Canción de la localidad alicantina

Victoria Herrero
7 min

Todavía queda tiempo para saber quién será el artista, o el grupo, que representará a España en el Festival de Eurovisión que se celebre el próximo año en Italia. Pero lo que ya se ha desvelado es cómo se elegirá a ese intérprete: por medio de una gala musical que se celebrará en la ciudad alicantina de Benidorm. Una elección cargada de simbolismo si se tiene en cuenta que de esta manera se pretende recuperar el mítico Festival de la Canción.

Después de 16 años sin celebrarse, esta será la oportunidad para aquellos nostálgicos de volver a ver en escena este clásico certamen de la música que tendrá lugar el próximo mes de febrero, meses antes de que se celebre de manera oficial el festival de Eurovisión. Una iniciativa que forma parte de un acuerdo suscrito entre la Generalitat Valenciana, Radio Televisión Española y el Ayuntamiento de Benidorm. 

Benidorm, donde se conocerá al representante español de Eurovisivión / Maksim Ivanov en UNSPLASH
Benidorm, donde se conocerá al representante español de Eurovisivión / Maksim Ivanov en UNSPLASH

Un certamen mítico

El Festival de la Canción de Benidorm fue, desde sus comienzos en la década de los 60, todo un emblema musical del país llegando a ser un certamen de gran solera. Sin embargo, con el tiempo, la cita musical de cada año en el municipio fue quedándose atrás y con un cierto aire añejo y demasiado clásico para los ritmos nuevos y más modernos que fueron surgiendo en los años 90. Cuando se dio forma a este evento, la idea era copiar el estilo del Festival de la Canción de San Remo (que nació una década antes), así como promocionar Benidorm y la música española.

Ahora con este nuevo proyecto sobre la mesa lo que se busca es volver a esos orígenes y recuperar tanto este certamen como servir de impulso a una ciudad costera que era símbolo por antonomasia del turismo nacional, sobre todo internacional, y que ha visto cómo desde el estallido de la pandemia la crisis se ha cebado con el municipio de Benidorm. 

Eurovisión 2021

La pasada celebración del Festival de Eurovisión se llevó a cabo a finales del mes de mayo pasado después de que la cita del 2020 quedara suspendida por la evidente situación sanitaria a nivel internacional. En total, fueron 39 los países participantes en esta cita que tuvo lugar en Roterdam en los Países Bajos con el mismo slogan que se iba a utilizar un año antes y fue Open Up (traducido Ábrete). Un lema para refrendar la invitación a que todas personas se abran a los demás, sin distinción de nacionalidad, raza o religión y con la música como perfecto telón de fondo. 

Los ganadores de este año fueron la banda Maneskin que acudían representando a Italia con la canción de estilo rock de nombre Zitti e buoni y por la que lograron la primera posición del concurso con 524 puntos. En el caso de España, el peor de los presagios se cumplió ya que la actuación de Blas Cantó, el representante nacional, apenas se llevo unos tímidos 6 puntos con los que se colocó en la antepenúltima posición de todas las naciones participantes en el certamen. Una pobre actuación la de la canción Voy a quedarme que llevaba el cantante murciano. 

Próximo año: Italia

Aunque en el caso de España ya se sabe el lugar en el que se votará por el interprete que irá a Italia, en el país vecino todavía (queda tiempo) no se ha decidido del todo qué ciudad acogerá la próxima edición del festival. Y es que no son pocas las localidades que han mostrado su interés en ser la sede para celebrar la próxima celebración del Festival de Eurovisión por la publicidad que da para la ciudad seleccionada, así como por los importantes beneficios a nivel económico que trae para la zona. 

A eso es a lo que aspiran nombres tan conocidos como Roma, Milán, Bolonia, Génova, Florencia y Turín e incluso la mítica San Remo. En este caso su idea es poner de relieve la simbología de una localidad que desde hace más de 7 décadas lleva acogiendo su mítico festival de la canción conocido a nivel internacional. 

Ciudades aspirantes

Las cartas están en la mesa y ahora serán los responsables de este certamen de música los que decidan la candidata ideal entre todas ellas. Una candidata que ha tenido que reunir una serie de condicionantes como son disponer de un aeropuerto internacional que no esté a más de una hora y media en coche de la ciudad, una oferta hotelera con capacidad para alojar a un mínimo de 2.000 personas, además de contar una buena red de carreteras, transportes e infraestructuras.

Lo último que se pide es un espacio amplio para ubicar a los profesionales que trabajarán en el centro de prensa, además de acoger como es lógico en este caso el escenario, la Green Room que es donde los aspirantes esperan ansiosos las puntuaciones para conocer al ganador, así como la zona del público donde como mínimo deben entrar 10.000 espectadores