Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un joystick, un elemento para jugar a videojuegos catalanes retro / Andrzej Rembowski EN PIXABAY

Videojuegos catalanes con gran fama mundial

'Gris' o 'Killsquad' son dos de los títulos de videojuegos catalanes más populares en todo el mundo

Noelia Hontoria
5 min

Los videojuegos no son solo cosa de jóvenes. Según la Interactive Software Federation of Europe, más de la mitad de la población juega de manera frecuente a videojuegos. Aunque sea una industria que se relaciona especialmente con niños y adolescentes, el crecimiento de uso es mayor en los grupos de edad de 25 a 34 años. La buena salud económica de este colectiva favorece al mundo del videojuego, el cual, además, comienza a quitarse lastre sobre sus inconvenientes.

La propia OMS ha declarado que tienen algunos beneficios, como la capacidad de realizar una actividad en familia, igual que los juegos de mesa. El buen estado de salud de esta industria se pone de manifiesto en ciertas cifras, como los beneficios, que en 2019 fueron de 120.000 millones de dólares, un 3% más que en 2018. Como curiosidad, no solo se llevan su trozo de pastel los títulos japoneses o americanos: existen algunos videojuegos catalanes que están también en muy buena forma y que son bastante populares.

'Killsquad'

Los videojuegos de rol están de moda y un buen ejemplo de ello es Killsquad. Su lanzamiento llegó en julio de 2019 de la mano de Novarama, una compañía catalana de videojuegos, y en unos pocos días logró superar las 70.000 unidades vendidas, no solo en España, también a nivel internacional. Su plataforma estrella es PC y ha encontrado en Steam el lugar donde liberar a los monstruos y hacer disfrutar a su público. Se puede jugar tanto de forma individual como en modo multijugador.

Killsquad se trata de un RPG en el que hay que dirigir el equipo hacia una misión en la que el objetivo es recorrer la galaxia y matar a los diferentes monstruos que van apareciendo por el espacio. Para el equipo, se pueden optar por cuatro personajes: el pistolero espacial Troy, la monja asesina Cass, el astronauta Kosmo y el robot médico Zero. Cada uno de ellos tiene una habilidad diferente y todos son imprescindibles para llevar esta misión a buen puerto y lograr el objetivo de vencer a los monstruos.

'Gris'

Gris es otro de los videojuegos catalanes que arrasa en todo el mundo. De la mano de la productora Nomada Studio, logró hacerse con siete Premios Nacionales del Videojuego Gamelab 2019. Entre ellos, Mejor juego para PC, Mejor dirección de arte y también el Premio Especial de la Prensa. Con esta gran crítica y con más de un millón de copias vendidas en su haber, Gris es uno de los títulos imprescindibles para quienes quieran descubrir buenos videojuegos catalanes.

Está disponible para PC, PS4, Nintendo Switch, y móviles. La clave de su éxito reside en que Gris es un videojuego muy diferente. En esta ocasión, no hay vidas, no hay posibilidad de perder ni de matar. El objetivo es hacer que Gris, una chica torturada por la vida, pueda avanzar desde un mundo de color gris a un mundo a pleno color. Mediante diferentes pruebas y vivencias, el jugador se pone en la piel de esta chica, logrando que supere su depresión y pueda redescubrir lo bonito que es vivir. Un título diferente y sin duda con una trama muy bonita.

Imagen de Gris, uno de los videojuegos catalanes más populares / NORMAN STUDIOS
Imagen de Gris, uno de los videojuegos catalanes más populares / NORMADA STUDIOS

Ayudas para los videojuegos catalanes

Hace apenas unos días, Cataluña aprobó nuevas líneas de ayudas al sector audiovisual, con una dotación total de más de 12 millones de euros. Con estos, se pretende incentivar y apoyar la creación y desarrollo de proyectos catalanes en materia de cine, televisión, cortometrajes, eventos culturales digitales y más. Los videojuegos también se llevarán su trozo de pastel y se han contemplado dentro de las bases propuestas por el Departamento de Cultura de la Generalitat.

Concretamente, las empresas dedicadas al sector de los videojuegos podrán solicitar también su línea de apoyo, la cual contaría con una dotación de 10.000 euros como partida. El objetivo es que estos proyectos busquen su proyección internacional como un camino hacia el crecimiento y la visibilidad de las empresas catalanas audiovisuales fuera de sus propias fronteras. Con esta dotación se pretende ofrecer un salvoconducto para paliar los estragos causados por el cese de actividad derivado del Covid-19 y relanzar su actividad.