Menú Buscar
Este perro y su dueña podrían beneficiarse de los beneficios de los urinarios inteligentes  / PIXABAY

E-Can, así funcionan los urinarios inteligentes para perros

Premian mediante una chuchería la buena conducta de los animales domésticos

CARLOS ZAPATERO
3 min

E-Can es un proyecto innovador lanzado al mercado con un único objetivo: asegurar la limpieza de las ciudades por medio del uso de los urinarios ecológicos para perros. En España ya existen más de 50 puntos instalados a lo largo de todo el territorio, en el que los animales pueden hacer sus necesidades sin dañar el entorno en el que viven, de manera completamente sostenible. Sus particularidades son múltiples, sin embargo son dos las que destacan por encima del resto: es auto lavable y auto desinfectante. Es decir, apenas requiere mantenimiento para asegurar su correcto funcionamiento. 

Además, uno de los principales atractivos de este sistema es que cuando el animal termina de realizar sus necesidades, el propio urinario ofrece al propietario del perro la opción de dispensar, de manera automática, una chuchería al animal, con el obejtivo de premiarle e invitarle a volver. De esta manera, se pretende crear el hábito, tanto a los propios dueños como a sus perros, de realizar siempre sus necesidades en uno de estos instrumentos. 

Carácter ecológico

Entre sus beneficios, destaca que el E-Can no necesita de electricidad para funcionar, ya que se autoabastece por medio de una placa fotovoltaica instalada en su exterior, que permite que sea la propia máquina la que se autoabastezca y se limpie de manera automática tras cada uso. Actuando de manera ecológica y respetando su impacto en el medio ambiente. Su coste de mantenimiento, por ende, también es muy escaso. Uno de los principales atractivos con los que sus fundadores pretenden convencer a cada vez más ayuntamientos.

En su interior se utiliza material biodegradable para recoger todos los orines. Una vez se acumulan, su sistema interno permite convertir estos residuos en combustible para los sistemas de calefacción de la biomasa.

En expansión

Molins de Rei y Sant Boi fueron las primeras dos localidades españolas que acogieron este servicio. Desde su nacimiento, han sido muchos los ayuntamientos repartidos a lo largo de todo el territorio nacional que se han interesado por su contratación, contando con cada vez más presencia.

Sus dueños afirman poder tener cada vez más puntos repartidos a lo largo de nuestro país y, por qué no, expandirse a nivel internacional cuando la idea esté asentada en el interior de nuestras fronteras.