Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vistas desde el Balcón de Europa / Adriane Oliveira EN PIXABAY

Turismo nacional para este verano: De ruta por Nerja, el pueblo de Verano Azul

Desde el Balcón de Europa hasta las famosas cuevas, esta ciudad es una increíble opción para estas vacaciones

Noelia Hontoria
5 min

Nerja alcanzó un gran éxito en la década de los ochenta, cuando la famosa serie Verano Azul la escogió como escenario para su rodaje. Las aventuras de Desi, Piraña y Chanquete han quedado grabadas a fuego en la historia de este pueblo malagueño, que a día de hoy sigue conservando lugares de culto para los fans de la serie. Pero Nerja es mucho más que eso. Es un lugar tranquilo, bonito, con una buena gastronomía, una población muy amable y muchos sitios que visitar.

La mejor época del año para acudir a Nerja es verano. Al ser una ciudad costera, es en la temporada estival cuando vive su mejor momento, permite disfrutar de sus playas, de un helado paseando por el Balcón de Europa y de las terrazas en la Plaza de los Cangrejos, donde se encuentra el mejor italiano de la ciudad, el brasileño más famoso o los mojitos con mejores vistas. Además, está muy cerca de otros lugares interesantes, como Frigiliana, Málaga, Almuñécar o Motril.

Qué visitar

Nerja es una población pequeña, pero, aún así, tiene numerosos atractivos a los que siempre apetece volver. Casi a la entrada de la ciudad se encuenta el Parque Verano Azul. Un parque que por sí solo no diría nada, pero que tiene su mayor atractivo en que está dividido por calles con el nombre de los protagonistas y los nombres de los capítulos de la serie homónima. Además, al llegar al final, se encuentra el barco de Verano Azul, una réplica que no es visitable por dentro pero que es idéntica a la original.

Caminando hacia el centro de la ciudad, la visita imprescindible es el Balcón de Europa. El contraste entre el mar y la sierra de Almijara al fondo, además de su forma con saliente hacia el Mediterráneo hacen de él un lugar con mucho encanto. Mención especial merece el casco antiguo de la ciudad. Callejuelas estrechas, encaladas en blanco, repletas de tiendecitas en las que merece la pena parar, tabernas y bares, con sabor andaluz, flores en las paredes y suelos empedrados.

Dónde comer

La gastronomía de Nerja es muy completa y hay opciones para todos los gustos, pero, dentro de eso, hay algunos sitios que destacan especialmente entre los naturales de la zona. En el lado de los italianos existen dos que brillan con nombre propio: Little Italy (calle Hernando de Carabeo, 27) con unos precios demoledores y enormes colas a diario, y Vitaliano da Cristina (calle Castilla Pérez, 21), en la bonita Plaza de los Cangrejos y con elaboraciones auténticamente italianas.

Para aquellos que busquen comer a base de tapas, El pulguilla (calle Almirante Ferrándiz, 26) es uno de los más famosos. Pero si hay un sitio con una gran reputación en Nerja ese es el Chiringuito Ayo (Paseo Burriana, 15). Junto al mar y especialistas en paella, es un punto de referencia para quienes deseen comer bien y barato. La paella vale 8 euros por comensal y se puede repetir todas las veces que se desee. No es la mejor paella del mundo, pero su ambiente, sus grandes cantidades, sus precios anticrisis y la simpatía del dueño merecen la visita.

Cuevas de Nerja / Ddzphoto EN PIXABAY
Cuevas de Nerja / Ddzphoto EN PIXABAY

De excursión a…

Pasar las vacaciones en Nerja implica estar en una localización perfecta para hacer excursiones de un día a otros lugares muy atractivos. Uno de ellos es Frigiliana, típico pueblo andaluz con encanto por los cuatro costados. Las cuevas de Nerja son, por supuesto, visita imprescindible, a tan solo 4 kilómetros hacia el interior. Quien vaya en busca de playa tiene las mejores en Maro, mientras que aquellos que quieran descubrir una capital, Málaga está a unos 45 minutos en coche y sobran los motivos por los que visitarla.

Nerja es la ciudad más oriental de la provincia malagueña, por lo que su vecina Granada también le pone a tiro de piedra algunos atractivos para sus turistas. En la Costa Tropical, el trío formado por Almuñécar, Salobreña y Motril son bonitos lugares para descubrir en un día. La Herradura es un paraíso para los amantes del buceo. Quien busque un plan cultural no debe pensárselo mucho: la Alhambra de Granada está a una hora por carretera.