Menú Buscar
Hombre con bicicleta viajando a un destino de turismo deportivo / UNSPLASH

Tres sitios de turismo deportivo en Cataluña

Amposta, Blanes o L’Ametlla de Mar entre los destinos más interesantes para disfrutar de unas vacaciones activas

Juan Antonio Marín
3 min

El ocio y el tiempo libre se pueden concebir de diversas maneras. Turismo de sol y playa, eventos recreativos o unas vacaciones orientadas a la práctica de ciertos deportes. Existen numerosas personas que deciden ocupar su tiempo en el mundo del deporte, ya sea como espectador o como participante de esa actividad. Entre este dilatado grupo de personas se encuentran los deportistas de élite.

Como Cataluña es una comunidad que cuenta con un gran número de instalaciones deportivas de primer nivel, la Generalitat decidió conceder una certificación a aquellas ciudades que cumplieran con una serie de condiciones deportivas. La calificación de Destinos Turísticos Deportivos (DTE) se concede desde el año 2003 y ya son más de 16 poblaciones las que cuentan con esta insignia.

Costa Brava lidera

Aunque este sello está dirigido a un colectivo concreto, como son los deportistas profesionales, muchísimos turistas también se suman a estas prácticas deportivas. Uno de los principales objetivos de la certificación es potenciar la oferta turística con un instrumento tan importante como puede ser el deporte. Varios de los destinos, que gozan de esta calificación, se encuentran en la Costa Brava.

Y es que el litoral que recorre la provincia de Girona forma parte de uno de los destinos turísticos más escogidos desde hace ya varios años. Municipios como Calella o Lloret de Mar representan núcleos importantes del turismo catalán que además cuentan con la certificación de de Destinos Turísticos Deportivos. En estas dos localidades se pueden practicar tanto actividades de mar como de montaña

Deporte extremo

Aunque si el monte es el punto fuerte para realizar una actividad deportiva, la ruta de municipios con este sello invita a conocer destinos interesantes. Salardú es el núcleo más pirenaico que se puede encontrar dentro de la variedad de localidades que conforman la oferta turística. 

Ubicado en el corazón del Val d’Aran cuenta con una serie de actividades encuadradas dentro de los deportes de aventura. Gracias a la gran variedad de lagos y ríos con los que cuenta la zona, la natación, el barranquismo y el kayak se convierten en dos opciones ideales para llevar a cabo.