Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una terraza de un bar / EFE

Una tapa y mucho alcohol: los clientes buscan sus trucos para estar más en el bar

Las limitaciones en la restauración y el cierre del ocio nocturno y el despiertan la picaresca de los consumidores

2 min

Las limitaciones de aforo y servicio en la hostelería provocan que tanto empresarios como clientes se las ingenien para sacar rendimiento al local. Unos optan por ofrecer varios turnos de cena y limitar el tiempo para la misma, los otros en ordenar una tapa para pedir mucho alcohol.

Las situaciones se repiten a lo largo y ancho del territorio español y el sector está muy preocupado al respecto. Ellos tratan de hacer lo que pueden en la medida de lo posible.

Límites horarios

El ocio nocturno está prácticamente, en algunas comunidades autónomas sólo pueden abrir hasta las dos de la madrugada, con reserva previa y la pista de baile cerrada. La restauración vive algo similar. Tiene límite de apertura, entres las doce y la una de la noche en función del territorio, y las cocinas cierran una hora antes.

Con este panorama, los consumidores han empezado a ingeniárselas para poder pasar una velada agradable y lo más larga posible en su nuevo local favorito. Y para eso, nada mejor que tirar de la picaresca española.

Estrategias varias

Responsables de algunos restaurantes explican como algunos de sus clientes, a la que ven que se acerca la hora del cierre de cocina piden una ración o tapa de lo que sea, para poder estar más en el local y seguir bebiendo alcohol.

Luego está la confusión con la normativa, que hace que los hosteleros tengan que explicar a sus comensales lo que se puede o no se puede hacer, fijar el límite de personas en una mesa en exterior e interior… Mientras la gente trata de jugar al despiste y alegan que en otros locales pueden más.