Menú Buscar
Los remedios creados a base de hierbas son propios de terapias alternativas como la homeopatía / PIXABAY

El riesgo de recurrir a la homeopatía si padeces un cáncer

Los pacientes con esta enfermedad que utilizan la homeopatía tienen el doble de riesgo de morir que los que acuden a la medicina tradicional

3 min

¿Homeopatía o medicina tradicional? El debate está en la calle, por eso no extraña que se hagan estudios para descubrir su verdadera eficacia. Uno de los últimos llega desde la universidad de Yale (Estados Unidos) y su conclusión es que las personas que padecen cáncer y deciden recurrir a la homeopatía y a otras terapias alternativas como parte de su tratamiento tienen el doble de probabilidades de fallecer a causa de la enfermedad que los pacientes que utilizan los tratamientos convencionales.

La principal razón es que las personas con cáncer que utilizan terapias alternativas como la homeopatía son mucho más propensos a rechazar algunos o todos los tratamientos que los especialistas médicos les recomiendan, lo que deriva en un pronóstico mucho más precario para su salud.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios de los tratamientos contra el cáncer pueden ser dolorosos. Náuseas, dolor en las articulaciones, fatiga e infertilidad son algunos de ellos. De ahí que haya pacientes que decidan recurrir a alternativas como la homeopatía para sobrellevarlos.

Varios estudios han demostrado que terapias alternativas como la acupuntura o los masajes pueden mejorar la calidad de vida y el bienestar de los pacientes con cáncer, además de ayudarles a relajarse o a sentir que tienen el control de la situación. Es más, entre el 48 y el 88% de los pacientes con esta enfermedad las utilizan como un elemento más dentro de sus tratamientos.

Aliviar los síntomas, no curar enfermedades

Remedios a base de hierbas, suplementos dietéticos, masajes terapéuticos... Son muchas las herramientas que ofrecen las terapias alternativas como la homeopatía, sin embargo su eficacia en la lucha contra el cáncer no ha sido comprobada científicamente.

“Desafortunadamente existe una gran confusión en la sociedad sobre el papel de las terapias complementarias", ha señalado el doctor Skyler Johnson, autor principal del estudio. "Aunque pueden utilizarse para ayudar a los pacientes a aliviar los síntomas derivados del tratamiento contra el cáncer, parece que se venden o se entienden como tratamientos efectivos contra esta enfermedad".