Menú Buscar
Tapas y 'pintxos' en un bar de España / GREY WORLD - WIKIMEDIA COMMONS

¿Cuál es el origen de los 'pintxos' y las tapas?

Estos aperitivos son una de las señas de identidad de la gastronomía española

3 min

Una de las señas de identidad por las que España es conocida en todo el mundo son sus tapas y pintxos. Acompañar las bebidas en los bares con un pequeño y delicioso bocado es una costumbre muy arraigada en la sociedad, e incluso utilizada como motor del turismo.

Por eso no es de extrañar que inspiren todo tipo de obras, como es el caso de Pintxos contra tapas: Recetas para comidas informales y deliciosas (Editorial Planeta), un libro con las mejores recetas de la exitosa serie de televisión Allí Abajo y que, además, descubre cuál es el origen de las tapas y de los pintxos.

Donosti, la cuna de los pintxos

Los pintxos nacieron en una de las capitales reinas de la gastronomía, Donosti, allá por la década de 1930. Se cuenta que a alguien del bar La Espiga, situado junto a la playa de la Concha de San Sebastián, se le ocurrió preparar estos pequeños aperitivos que recibieron su nombre por el palillo que sujetaba los ingredientes a la rebanada de pan que servía de base. Sin duda desconocía que estaba creando un bocado que pronto se extendería por toda la geografía española y que cruzaría nuestras fronteras para convertirse en uno de los referentes de la gastronomía española.

Con los años, los sencillos pintxos evolucionaron y se sofisticaron tanto que hoy día es posible degustar estos pequeños bocados con un variadísimo repertorio de ingredientes y elaboraciones que no tienen nada que envidiar a la alta cocina.

Tapas para luchar contra las moscas

Las tapas, primas hermanas de los pintxos, son igualmente un aperitivo que muchos de los bares ofrecen de forma gratuita al servir una bebida. Su nombre viene de la antigua costumbre de tapar los vasos de vino en las tabernas y mesones con un trozo de pan o una lasca de jamón para evitar que las moscas entrasen en ellos o que el vino perdiese su aroma.

Aunque su origen parece remontarse a la Edad Media, fue a partir de mediados del siglo XX cuando su consumo se popularizó en los bares españoles y actualmente son las reinas de todas las barras. Croquetas, ensaladilla, calamares a la romana, tortilla, boquerones en vinagre, huevos rellenos, mejillones… El repertorio de las tapas sólo está limitado por la imaginación de quien las prepara.