Menú Buscar
Una foto de una joven mascando chicle, uno de los nueve hábitos

Nueve hábitos que tienen las personas más inteligentes

Para lo que muchos supone un obstáculo en su vida personal y profesional, para otros son evidentes signos de inteligencia y agilidad mental

4 min

La sociedad contempla como 'malos hábitos' algunas costumbres que, por estadística, tiene la mayoría de personas con una inteligencia mayor a la media. Entre estos malos hábitos destacan nueve que, aplicados correctamente, pueden dar grandes beneficios. 

La procrastinación

Aplazar los planes o las tareas que no gustan o apasionan es algo habitual en casi todos los seres humanos. Pese a esta costumbre, las personas inteligentes lo hacen porque esperan el momento ideal para estar inspirados. 

La impuntualidad

Ser impuntual es para muchos jefes una característica que puede costar algún expediente o falta grave. Aun así, varios psicólogos y científicos, como Diana DeLonzor, la autora del libro Nunca llegues tarde, explica las características positivas en la personalidad de quienes a menudo son impuntuales. Las personas que son así suelen ser optimistas y poco realistas, y tienen una percepción distinta. Están seguros de que pueden hacer muchas cosas en un pequeño periodo del tiempo.

Mascar chicle

Un estudio realizado en 2014 por especialistas británicos muestra que mascar chicle mejora la atención de la persona. Asimismo, otra investigación japonesa afirma que este hábito en realidad reduce los niveles de estrés y puede mejorar el estado de ánimo.

Quejas

Un psicólogo estadounidense aseguró en un estudio que las quejas pueden crear efectos positivos en la vida diaria de cualquiera persona. En su opinión, una queja es efectiva cuando se refiere a un problema que puede ser corregido y está dirigida a la persona que puede arreglarlo. Según su estudio, es fundamental que durante la queja el otro entienda el motivo y así incrementar su motivación a colaborar y hacer algo para arreglar el asunto. 

Desorden

El uso de un espacio desordenado puede mejorar la productividad. Además, dentro de su desorden saben dónde están las cosas. Eso significa, que la persona tiene preferencias por los fines claros y orientarse a objetivos en diferentes actividades.

Usar demasiadas palabras

Aquellas personas que usan palabras 'extras' y muletillas lo hacen para ayudar al interlocutor a entender el mensaje mejor y a recordarlo, aunque nunca debe ser en exceso. 

Soñar despierto

Según la revista Psychological Science, soñar despierto durante unos 12 minutos puede ayudar a una persona a encontrar la solución en un problema complejo. Además, aumenta la creatividad y la productividad.

Chismear

Los chismes no suelen ser algo halagado en cualquier trabajo, pero si pueden ser positivos si están dirigidos a proteger al receptor frente a un comportamiento antisocial o de la explotación.

Movimientos compulsivos

La hiperactividad es una característica común. Pese que puede ser molesta para otros trabajadores o incluso para la persona que la sufre. Un estudio publicado por World Cancer Research Fund sugiere que las personas hiperactivas en el trabajo tienen un menor riesgo de mortalidad que quienes son tranquilos.