Menú Buscar
Una foto de la nota del conductor a los controladores de la zona

La nota a un controlador de la ORA que se ha hecho viral: "Si no ve bien, acuda al oculista"

La grúa se llevó el vehículo de un conductor que había pagado y tenía el ticket en norma por la falta de "esfuerzo" de uno de los controladores

3 min

La reclamación pública de un conductor de Avilés se ha hecho viral tras colocar un cartel muy peculiar en el parabrisas de su coche. Germán M. aparcó su furgoneta en la calle Fuero de la localidad asturiana con su correspondiende tiquet de la ORA en la zona naranja. Como exige la normativa, pagó la tarifa con horario válido hasta las 10.39 del día siguiente, 13 de junio.

La sorpresa se la llevó cuando al ir a recoger su vehículo, en lugar de su coche encontró una notificación de la grúa en el que se informaba de que su vehículo había sido retirado. El conductor asegura que la multa es totalmente "injusta" ya que la falta de "esfuerzo" del controlador "me ha costado 95 euros", además de una pérdida de tiempo y gestión.

Según él cuenta, colocó el tiquet y una pequeña parte de éste quedó cubierta por el marco, "pero a poco que se hubiera esforzado el controlador habría visto la fecha y la hora". Para evitar futuros problemas, Germán ha decidido colocar una advertencia dedicada a los controladores de la zona que reza: "Señor controlador de la ORA: Por favor asegúrese bien de que no hay ticket antes de llamar a la grúa sin motivos. Si no ve bien, acuda al oculista, y, si es incapaz de cumplir con su trabajo, búsquese otro. Su 'gracia', su torpeza y su incompetencia me han costado 95 euros. ¿Me los va a devolver usted?".

Reclamación legal 

Germán tuvo que pagar los 95 euros para recuperar su vehículo, con el tiquet dentro incluido, y evitar mayores gastos. Aun así, asegura que recurrirá a la justicia, aunque ya le han alertado que este tipo de reclamaciones suelen alargarse en el tiempo. Ya se sabe, las cosas de palacio van despacio. De hecho, le han asegurado que la reclamación puede alargarse hasta un año. Algo que ha indignado profundamente al afectado.  

Él mismo fue a reclamar al edificio administrativo del Principado donde se le informó de que tenía que esperar a que le llegara la notificación de la multa a su domicilio para recurrir después. "Me dijeron que tranquilamente podía pasar un año. ¡Un año!". Por ello y ante una situación que tilda de "injusta en sí misma" ha decidido optar medidas propias para evitar futuras infracciones.