Menú Buscar
Una mujer se trata de su cáncer de mama en un hospital / CG

Una mujer comparte una foto de la 'estría' de su escote que resultó ser un cáncer de mama

Demelza Jefferis ha compartido su experiencia en Instagram para concienciar a las mujeres a que sean minuciosas al revisar sus pechos

6 min

Demelza Jefferis es una mujer de 42 años, madre de dos hijos y natural de Plymouth (Inglaterra) a la que una estría le cambió la vida. Jefferis acaba de superar el cáncer de mama y ha querido compartir su experiencia en Instagram para concienciar a las mujeres a que, sobretodo, se revisen minuciosamente los pechos y de forma regular.

En su caso, tal y como cuenta en su publicación en las redes, se enteró de la noticia tras un hallazgo accidental: Jefferis salió de la ducha y vio una extraña marca en su escote cuando se le cayó la toalla, aunque pensó que se trataba de una simple estría derivada de sus embarazos. Sin embargo, cuando volvió a levantar el brazo, fue corriendo al hospital a pedir opinión profesional.

La estría era un cáncer de mama en fase dos

"Pensé que, habiendo tenido hijos, era solo una estría... hasta que volví a levantar el brazo. No me gustó nada su aspecto", cuenta Jefferis en unas declaraciones recogidas por el diario británico Daily Mail. Al revisarse el brazo, notó que le aparecía un bulto cada vez que lo levantaba.

"Debí haberlo hecho unas 10 o 100 veces, porque cada vez que levantaba el brazo estaba allí. Y cada vez que lo bajaba, no estaba", recuerda la mujer, que contactó con su médico de cabecera al instante. El doctor no lo dudó un segundo y decidió realizarle varias mamografías y biopsias. Un mes después de la escena en la ducha, a Jefferis le diagnosticaron un cáncer de mama en fase dos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

On the 29th March 2020 I came across this dent on my left breast above my nipple, I went to the Docs who sent me to the Primrose Breast care unit at Derriford, over the next few weeks this was followed by biopsies, a MRI scan then an operation, I have just had a phone call from my Surgeon Mrs Jenkins who I feel like I owe my life to regarding my results Mrs Jenkins took out 3 lymphniods all came back clear 🥳🥳 cancer was 2cm big, took it all away plus margins around were all clear, it was a grade 2, sending it away now to see if I will need chemo or not, have to wait for oncologist to call in a few weeks regarding starting radiotherapy, I have to go on tablets for the next 5 to 10 years and have yearly mammograms to keep a check for the next 10years, I am overwhelmed and absolutely buzzing ❤🥳 today is a good day and tonight I can go to sleep knowing I am CANCER FREE I cant thank my family enough who have supported me from a distance which has been so hard, and Gary and Rhys for being my rocks, I love them more them they will ever know, thankyou to all my friends who have supported me and sent me messages daily I love you all Thankyou all for the bottom of my heart 🌈❤🧡💙💛💚💙💜 @jeffyjefferis @rhysjefferis #upyourscancer #cancercured #cancerfree #onwardsandupwards #lifesforliving #liveeachdayasitsyourlast #noregrets #lovemyfamilyand friends #happy #bestday

Una publicación compartida por Demelza Button Jefferis (@demelzajefferis78) el

Tuvo suerte de encontrarlo a tiempo

La mujer lo recuerda todo muy borroso y extraño. "Recuerdo que me estaban contando el plan de tratamiento y yo lloraba. No podía cree que estuviera pasando. Aún no puedo entender el hecho de que sucediese", reflexiona Jefferis a quien, por suerte, se lo cogieron a tiempo y acabó siendo operada.

"Me quitaron el bulto y un par de ganglios linfáticos de la axila. Mi médico me dijo que tuve mucha suerte de haberlo encontrado por lo que hice, que lo detecté pronto". Ahora, el pasado 31 de julio, completó su tratamiento tras dos semanas de radioterapia, lo que coincidió con su 16º aniversario de bodas.

estria
La estría que resultó ser un cáncer

Un mensaje para concienciar a las mujeres

Jefferis ha decidido contar su historia en redes sociales para tratar de concienciar a las mujeres de la importancia que tiene el revisar sus pechos. Un gesto "importante" y con el que "se tarda dos minutos en revisar los senos". Deben ser minuciosas y buscar cualquier signo de cambio a la vista.

Desde abolladuras hoyuelos, además de la sensación de bultos, o como en el caso de la propia protagonista: una estría extraña. "La gente tiene que hacerlo. Puede cambiar toda tu vida", concluye Jefferis, quien celebra estar "libre de cáncer" pero avisa que su lucha no ha terminado.