Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un técnico de laboratorio sostiene una probeta en un análisis de sangre /EP

Un macroestudio señala al virus de Epstein-Barr como la principal causa de la esclerosis múltiple

El estudio llevado a cabo por los científicos de la Universidad de Harvard sostiene que la infección por VEB multiplica por 32 el riesgo de desarrollar la enfermedad

3 min

La revista Science ha publicado un estudio, elaborado durante más de 20 años por los científicos de la Universidad de Harvard (Estados Unidos), que atribuye al virus de Epstein-Barr (EVB), más conocido como virus del herpes humano, virus del beso o mononucleosis, ser la principal causa de la esclerosis múltiple (EM).

Una enfermedad autoinmune y degenerativa que sufren casi 3 millones de personas en el mundo, 47.000 en España, que ataca la mielina, es decir, una capa de grasa que recubre las fibras nerviosas del cerebro y la medula espinal. El propio tejido es tratado como un cuerpo extraño que al ser atacado por el sistema inmune provoca problemas de comunicación entre el cerebro y el resto del organismo.

Se demuestra una conexión directa entre patógeno y enfermedad

Aunque por el momento solo es la institución norteamericana la que se atreve a establecer una relación directa de causalidad entre el virus y la enfermedad, lo cierto es que en los últimos años neurólogos e inmunólogos han apuntado a establecer una conexión entre el patógeno y la dolencia. Si bien a lo largo del tiempo los especialistas han tendido a considerar que no es el único elemento desencadenante.  

De hecho, los inmunólogos han tendido a asociar varios factores ambientales --el tabaco, la obesidad infantil y el déficit de Vitamina D-- y genéticos a un mayor riesgo de sufrir la esclerosis múltiple. Con todo, el investigador italiano Alberto Ascherio, hombre al frente del ensayo de Harvard, afirma que este descubrimiento “se trata de un gran paso porque sugiere que la mayoría de los casos de EM podrían prevenirse al detener la infección por VEB”.

La infección por VEB multiplica por 32 el riesgo de desarrollar la enfermedad

Para llevar a cabo el estudio se han analizado datos de más de 10 millones de militares jóvenes del ejército estadounidense. Los investigadores aprovecharon las muestras de sangre obtenidas de los exámenes que se practican en el acceso al cuerpo y que se repiten cada dos años para prevenir la detección del sida.

Los resultados arrojaron que 955 soldados fueron diagnosticados de la enfermedad mientras estaban en activo. En concreto, revelan que el riesgo de desarrollar la enfermedad en reclutas que no habían estado en contacto con el virus Epstein-Barr se multiplica por 32 al infectarse. "Estos resultados no pueden explicarse por ningún factor de riesgo conocido y sugieren que el VEB es la principal causa de la EM", señala Ascherio.