Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Recreación digital del páncreas /EP

Identifican un nuevo marcador que contribuiría en la detección precoz del cáncer de páncreas

El estudio se centra en el análisis del receptor tirosina-quinasa AXL, una proteína que incrementa su presencia en sangre ante determinados tumores

3 min

Investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) y del Instituto de Investigación de Biomedicina de Barcelona han hallado un nuevo marcador que, a través de una serología, permitiría hacer una detección precoz del cáncer de páncreas. En estudio, publicado por la revista ebioMedicine también han participado científicos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), del Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria (IRYCIS) y del CIBER.

Según explica la investigadora Neus Martínez-Bosch (IMIM), se ha comprobado la utilidad del receptor tirosina-quinasa AXL, una proteína que incrementa su presencia cuando aparecen determinados tipos de tumores, como el que da lugar a algún cáncer de páncreas.

El estudio 

Para demostrar la utilidad de este marcador, los investigadores han analizado muestras de sangre de 59 pacientes del Hospital del Mar. A renglón seguido, se complementó con la validación de los resultados de otro segundo grupo de 142 pacientes del Hospital Clínic.

No obstante, aunque se trata de un avance significativo, los expertos mantienen la prudencia y advierten que no se puede hablar todavía de criterio empírico, ya que un pequeño número de tumores de páncreas no expresan la proteína AXL. De hecho, la falta de biomarcadores es uno de los principales problemas que presenta la enfermedad, sobre todo, por el hecho de no poder ofrecer un diagnóstico precoz.

Tercer cáncer más letal 

En este sentido, se calcula que sólo el 20% de los pacientes logran operarse a tiempo y es hoy en día el tercer cáncer más letal de los países desarrollados. Durante el 2021, en España fueron diagnosticados 8.700 casos.

Ahora, el siguiente paso a dar por los investigadores pasa por iniciar un estudio multicéntrico. Con él se pretende analizar los datos de un grupo importante de pacientes para validar su descubrimiento y llevarlo a la práctica clínica de forma inmediata.