Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El ministro de Consumo, Alberto Garzón / EFE

La ganadera que pone en aprietos a Alberto Garzón: "Es un ignorante"

La presidenta de la Asociación de Ganadería Mundial Sostenible acusa al ministro de Consumo de hacer "daño a la Marca España"

5 min

Las palabras del ministro de Consumo, Alberto Garzón, acerca de las macrogranjas ha desatado la polémica. Oposición, socialistas y miembros del Gobierno han salido a condenar sus palabras. Los ganaderos, obviamente, también, y entre ellos, destaca la voz de una mujer, María del Camino Limia.

La joven licenciada en Derechao y aboga de profesión dejó todo y a los 26 años vive como pastora y ganadera de ovejas de raza merina 100% genéticas. Tiene 6.000 cabezas en su finca de Medellín (Badajoz). Con su juventud preside la Asociación de Ganadería Mundial Sostenible, que engloba a 28 países, y no piensa dejar pasar las declaraciones del líder de Izquierda Unida.

Declaraciones polémicas

En sus declaraciones a The Guardian, Garzón asegura que las grandes granjas "contaminan el suelo, el agua y luego exportan esta carne de mala calidad de estos animales maltratados".  Unas palabras que, tras la polémica, las ratifica. Opina que fue “impecable” y subraya: “es evidente que estoy en contra de las macrogranjas, como lo está mucha gente, pero mis declaraciones son como ministro de Consumo, por supuesto que sí”.

Limia también tiene clara una cosa sobre el político: "Es un ignorante que no conoce ni el sistema productivo ni a sus productores, un monigote al servicio de movimientos ecoterroristas, y que con sus ataques nos pone al nivel de los grandes especuladores del ladrillo".

Una agenda propia

Las declaraciones las ha dado en una entrevista con El Mundo donde se pregunta por las razones que han llevado a Garzón a insistir en sus afirmaciones. "No sé si el ministro es un ignorante, si obedece a intereses espurios que quieren acabar con la ganadería tradicional para copar el mercado de carne artificial o sólo busca votos ecologistas del mundo urbano que desconocen por completo el día a día del trabajo del mundo rural”.

Sea como sea, recuerda que “no es la primera vez” que el ministro de Consumo hace afirmaciones por el estilo, por lo que confía en que como bien dice él mismo, cree en lo que dice. ¿La razón? “Quieren aniquilarnos", asegura.

Desconocimiento

“Por desconocimiento, los ganaderos no estamos bien vistos y además se está instrumentalizando un movimiento global que nos persigue, con la excusa de la Agenda 2030 para atacar al sector, porque somos el gran competidor que tienen los que desean conquistar el mercado de alimentos con nuevos modelos, como la carne artificial", asevera.

Ella misma predica con el ejemplo. Usa tecnología punta para que su ganadería y sus inverdaneros sean lo más sostenibles posible y comprometidos con el medio ambiente, incluso ha recibido premios al respecto. “El no sabe nada de sostenibilidad, ni de biodiversidad, y habla de emisiones GEI tirando por tierra un sistema que en la actualidad permite que gran parte de España sea precisamente el sumidero de CO2 de toda Europa".

Mala imagen

Pese a sus esfuerzos, lamenta que la sociedad desconozca todo esto y que el ministro de Consumo, también. "La ganadería es solución a problemas medioambientales, al generar biodiversidad, proteger los montes, ejercer de efecto sumidero... Eso no llega, la sociedad no sabe de nuestra labor para asegurar la alimentación, y el cuidado del medio ambiente, aunque haya, claro, que seguir mejorando la calidad de los suelos, las técnicas fertilizantes...".

Ante es situación, la ganadera y abogada recuerda que España es el país de la Unión Europea donde mayor carne se consume y el que tiene mayor esperanzada, con lo que Garzón sólo ah hecho “un daño terrible a la Marca España”.